Mercados

¿A quién afecta el alza de tasas de interés de la Reserva Federal?

Los usuarios del crédito en México enfrentarán mayores costos por los recursos solicitados, en caso de que se confirme en esta semana el inicio de un ciclo alcista en las tasas de interés de referencia de la Reserva Federal y del Banco de México.
Esteban Rojas
tarjetas de crédito

(Alejandro Gómez)

Los usuarios del financiamiento más afectados serán aquellos ligados a la utilización de los recursos de corto plazo ligados a la Tasa de Interés Interbanciaria (TIIE). En tanto los de un mayor horizonte de vencimiento, probablemente tengan menores cambios en el arranque del ciclo de alza en las tasas de los bancos centrales, al estar en buena parte determinados por otros factores relacionados con la oferta y la demanda.

En el escenario de que el Banco de México aumente su tasa de referencia en 25 puntos base, como el promedio del mercado lo espera, de acuerdo a una encuesta levantada por Bloomberg entre 25 especialistas en economía, el nivel de la TIIE probablemente aumente en la misma proporción, afectando el costo del dinero para las empresas y los usuarios cuyos costos estén ligados a esta variable.

El alza en el costo del dinero con vencimiento menor a un año, se verá afectado también negativamente en términos reales, dado que su incremento contrastará con una tendencia descendente en la inflación en México, la cual se ubica actualmente en un mínimo histórico de 2.21 por ciento a tasa anual en el pasado noviembre.

El efecto en el costo de los créditos de más largo plazo derivado de un movimiento de alza en las tasas de referencia de la Fed y de Banxico, históricamente presentan una cierta independencia y desfase, aunque en el tiempo sigan la misma dirección.

En la actualidad, los créditos más caros para los particulares son los denominados personales, los cuales presentan una tasa de interés del 38.50 por ciento, de acuerdo a la última información publicada por el Banco de México. Este tipo de créditos probablemente tienda a incrementar su costo, pero a un ritmo mucho lento en que lo haga el apretón esperado por parte del Banco de México, el próximo jueves.

La tasa que se cobra en los créditos personales tiende a ser más elevada, ya que su riesgo en su recuperación es más alta ya que no cuenta en muchos casos con una garantía y no necesariamente se descuenta automáticamente de la cuenta en que el trabajador recibe su nómina.

El alza esperada en la tasa de referencia de Banxico sobre el costo de los créditos de nómina y de los derivados de la utilización de la tarjeta de crédito se verá afectados también, pero a una velocidad menor, debido a que en la actualidad sus tasas son todavía elevadas, al ubicarse en 25.50 y 25.20 por ciento.

En los créditos hipotecarios y los destinados a la adquisición de un vehículo, cuyas tasas han ganado atractivo, debido a que se pueden encontrar tasas de entre 10 y 12 por ciento en promedio, es probable que tampoco experimente cambios significativos en arranque del ciclo alcista en las tasas del Banco de México.

Las modificaciones esperadas en el costo del dinero en instrumentos de largo plazo podrían ser poco significativos sobre todo en caso de que la Fed haga énfasis en un ciclo gradual de alza en su tasa de referencia.

El Gobierno Federal se vería impactado negativamente por el alza en los rendimiento de los cetes, que representan un poco menos del 18 por ciento de su capitación vía colocación de valores en el mercado, mientras las tasas de los valores gubernamentales de más largo plazo como los bonos y Udibonos, probablemente muestren una mayor estabilidad.