Mercados

Difícil para la Fed elevar tasas en octubre: Bullard, de Fed de St. Louis

El funcionario, que ha defendido un alza en las tasas de interés este año, advirtió que será complicado para la Fed cambiar el rumbo de la política monetaria dentro de dos semanas debido a que los reportes económicos disponibles desde su última reunión probablemente no convencerán a otros funcionarios.
Agencias
13 octubre 2015 13:31 Última actualización 13 octubre 2015 13:49
James Bullard de la Reserva Federal de St. Louis reiteró su postura de elevar las tasas de interés este año.

James Bullard de la Reserva Federal de St. Louis reiteró su postura de elevar las tasas de interés este año.

WASHINGTON.- El presidente de la Fed de St. Louis, James Bullard, afirmó que será difícil que el Comité de Política Monetaria de la Reserva Federal ( FOMC por sus siglas en inglés) aumente las tasas de interés en octubre con sólo un mes adicional de datos.

Si bien Bullard respalda un incremento en las tasas y se opuso a la decisión de demorar el alza cuando la Fed se reunió en septiembre, señaló este martes que los reportes económicos disponibles desde entonces probablemente no convencerán a otros funcionarios de aumentar la tasa dentro de dos semanas.

"Es muy difícil para el comité tomar una gran decisión y luego cambiarla apenas después de un encuentro", dijo Bullard. "Los datos no han sido tan diferentes de lo que se habría esperado, y el reporte de empleos fue más débil", agregó.


Bullard criticó los esfuerzos por responder de manera demasiado explícita a los eventos globales y dijo que los encargados de elaborar las políticas económicas deberían focalizarse en el hecho de que una política de tasa de interés cercana a cero es inapropiada para una economía con una tasa de desempleo del 5.1 por ciento y una inflación que avanzará.

"Vamos a tener una política extremadamente acomodaticia por dos a tres años", suponiendo un incremento gradual de la tasa de los fondos federales hacia niveles más normales, dijo Bullard.

Funcionarios de la Fed han dicho que se espera una desaceleración en la creación de empleos ante un acercamiento de la economía al pleno empleo. La preocupación es que los problemas internacionales puedan intensificarse, dañando el crecimiento estadounidense y reduciendo aún más la creación de empleo.