Mercados

Demanda de crudo aumentará el próximo año: AIE

Sin embargo, la Agencia Internacional de Energía, estimó que la producción de crudo en 2017 bajará en 110 mil barriles, a 8.73 millones de barriles, que se compara con la proyección del mes pasado de un declive de 140 mil barriles.
Reurters
08 noviembre 2016 11:51 Última actualización 08 noviembre 2016 12:31
petróleo

(Especial)

La Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA, por sus siglas en inglés) elevó el martes su previsión de crecimiento de la demanda mundial de petróleo en el 2017 en 180 mil barriles por día (bpd) a un total de 1.52 millones de barriles de petróleo diarios.

En su informe mensual, el Departamento de Energía de Estados Unidos incrementó además sus estimaciones de crecimiento de la demanda de petróleo para el 2016 en 40 mil barriles a 1.33 millones de barriles.

Por el contrario, la oficina de estadísticas de dijo que la producción de crudo en 2016 caerá en 580 mil barriles por día, a 8.84 millones de barriles. El mes pasado, pronosticó un declive interanual de 690 mil barriles.

En tanto, la producción de crudo en 2017 bajará en 110 mil barriles, a 8.73 millones de barriles, que se compara con la proyección del mes pasado de un declive de 140 mil barriles.

El administrador de la EIA, Adam Sieminski, dijo que prevén que los declives sean mayores en ciertas regiones tras publicar el dato.

"Aunque se prevé que la producción de crudo anual promedio en Estados Unidos en 2017 sea levemente menor que el nivel de este año, el aumento de la actividad de perforación en el oeste de Texas y el sudeste de Nuevo México, junto a un aumento de la producción en el Golfo de México, compensarían parcialmente la menor producción en otras áreas (...) y harían que el declive fuera menor a lo proyectado previamente", comentó Sieminski.

La producción de crudo tierra adentro ha declinado más rápidamente que en el Golfo de México, donde las onerosas perforaciones en aguas profundas a menudo necesitan de un compromiso de varios años y reaccionan menos ante fluctuaciones de precios.