Mercados

WTI cerraría 2015 en 48.25 dólares, estiman analistas

El contexto actual ha provocado que las estimaciones de analistas sobre los precios de los crudos se ajusten a la baja. El año lo podría cerrar en 45 dólares la mezcla siguiendo el patrón de los analistas sobre el energético neoyorquino.
Álvaro Montero
Petróleo

(Bloomberg)

El precio del crudo Western Texas Intermediate (WTI) terminaría el año en 48.25 dólares el barril, de acuerdo con una encuesta levantada por Bloomberg entre 39 analistas.

Eugen Weinberg, especialista de commodities de Commerzbank AG, proyectó por segundo mes consecutivo que el precio del WTI podría concluir el año en 52 dólares, la estimación más optimista del sondeo.

Por otro lado, Axel Herlinghaus, analista del banco DZ Bank AG, realizó la estimación más pesimista, con un precio de 40 dólares por barril.

En agosto, ambos analistas preveían que el precio del hidrocarburo estadounidense cerraría por arriba de 60 dólares, pero dado el entorno económico actual, en el que Estados Unidos ha mostrado signos de debilidad y que China, el segundo consumidor de energéticos del mundo, ha ido en declive en su ritmo de crecimiento, los analistas redefinieron sus pronósticos.

En la jornada de ayer, el WTI se ubicó en 46.64 dólares, mientras que la semana pasada alcanzó 49.63 dólares, un máximo de casi tres meses.

El 'futuro' de la mezcla de Pemex
El precio del WTI en el tercer trimestre promedió una cotización de 46.76 dólares y la mezcla de 43.04 dólares, con una brecha de 3.72 unidades y de mantenerse esta distancia en los precios para el cuarto trimestre, el crudo nacional debería acabar cerca de los 45 dólares el barril, respecto de la encuesta de Bloomberg.

De concluir en 45 dólares, la mezcla quedaría cinco unidades por debajo de lo que se estima en la Ley de Ingresos del gobierno federal que ha propuesto un precio promedio de 50 dólares.

Actualmente, los fundamentales del petróleo se han oprimido, es decir, la demanda está acotada, mientras la oferta está excedida y, de acuerdo con las cifras, esta tendencia no cambiará, al menos hasta el próximo 21 de este mes, cuando se reúnan las naciones miembros y no miembros de la OPEP (Organización Países Exportadores de Petróleo) y se discuta sobre el futuro de los precios de los crudos y las medidas a tomar en cuanto a la producción.