Mercados

Reunión petrolera divide a analistas sobre recuperación de precios

Operadores de crudo señalan que los precios podrían volver a 50 dólares y que el periodo de baja ha quedado atrás, pero hay quienes dudan que se alcance un acuerdo en Doha.
Álvaro Montero
[En septiembre, EU adquirió de México 9.8 por ciento de sus compras de petróleo al exterior. / Bloomberg / Archivo]  

[En septiembre, EU adquirió de México 9.8 por ciento de sus compras de petróleo al exterior. / Bloomberg / Archivo]

Las previsiones sobre el efecto que tendrá la reunión entre países miembros y no miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) del próximo domingo 17 de abril en Doha son encontradas, pues algunos analistas ven una recuperación en los precios del crudo, mientras que otros señalan que no será suficiente.

Los ejecutivos de las principales empresas operadoras de petróleo del mundo dicen que lo peor para el energético ya pasó, al mismo tiempo que estiman que los precios subirán a 50 dólares por barril el próximo año.

“El mercado bajista ya quedó atrás”, dijo Torbjorn Tornqvist, director ejecutivo de Gunvor Group, una compañía que negocia contratos por 2.5 millones de barriles diariamente. “Seguramente es el principio del final de esa etapa”.

Las cotizaciones rebotaron después de caer a su nivel más bajo en 12 años ante las señales de que la producción podría disminuir.
“Vamos a tener mucha volatilidad hacia adelante”, dijo Torqvist. “Pero de aquí hacia adelante la tendencia es al alza”.

En la misma línea, Jeremy Weir, director ejecutivo de Trafigura Group, comentó que un rebalanceo entre el suministro y la demanda se podrá dar a finales del tercer trimestre.

“Creo que ya tocamos fondo, a menos que haya alguna catástrofe política o de otra naturaleza”, señaló Weir.

En contraste, analistas de Goldman Sachs aseguran que un congelamiento de la producción de crudo hará muy poco por impulsar los precios y hasta podría conducir a una caída.

“No estimamos que la reunión dé una sorpresa alcista”, dijeron en un informe los analistas Damien Courva y Jeff Currie en Nueva York. “Un congelamiento de la producción a los niveles recientes no aceleraría el reequilibrio del mercado petrolero” y los recortes tienen poco sentido porque beneficiarían a productores rivales, agregaron.

En el mismo sentido, Alex Beard, director de Glencore, fue menos optimista con la recuperación, al apuntar que los inventarios de crudo se han incrementado en 300 millones de barriles en los últimos 18 meses.
“Esperamos que llegue un rebalanceo, pero no creo que sea particularmente rápido”, dijo Beard. “Todavía tenemos inventarios muy grandes de los cuales ‘comer’”.

La producción global actual alcanzó 96.1 millones de barrilles diarios, frente a una demanda de 94.8 millones, lo que significa un superávit de 1.3 millones de toneles por día, según cifras del Grupo de Inteligencia en Energía.

Al desbalance entre oferta y demanda y a los abultados inventarios se suma que un congelamiento en el nivel de enero sería para muchos productores el mayor bombeo alcanzado en su historia.



ARABIA SAUDITA, BAJO PRESIÓN

En tanto, a pesar de una recuperación en los precios de más de 60 por ciento desde su mínimo en este año, Arabia Saudita no se salvó de una mala nota que le impuso Fitch, primera calificación negativa para el país del Golfo Pérsico en 12 años por parte de esa consultora.

La baja se da en un contexto en el que Fitch estima que los precios rondarán los 35 y 40 dólares por barril el próximo año, lo que le quita atractivo en inversiones al país asiático.

La nota pasó de AA a AA-. Desde que Fitch califica a Arabia Saudita las calificaciones fueron ascendiendo, en 2004, la primera fue "A", en 2007 la elevó a "A+", para 2008 "AA-", luego en 2014 "AA" y la de este martes descendió al nivel anterior.

Con Fitch ya son dos las consultoras que rebajan la nota, primero fue S&P el pasado 17 de febrero a "A-", desde "A+", y recordar que Moody’s dejó en modo de alerta en "Aa3" y que podría en cualquier momento recortarla.

POR AHORA, EL CRUDO TOCA MÁXIMOS DEL AÑO

En lo que va de abril, los precios ya se han revalorizado más de 18 por ciento.

En la jornada de ayer, el crudo WTI subió 4.48 por ciento a 42.17 dólares en Nueva York, mientras que el Brent, cotizado en Londres, repuntó 4.34 por ciento a 44.69 unidades por barril. Para ambos energéticos es su mayor nivel del año.