Mercados

Regresa mezcla mexicana a las ganancias mensuales

El crudo de exportación de Pemex logró cerrar agosto con un avance importante tras la pérdida reportada en julio, al igual que el resto de los energéticos globales.
Álvaro Montero
Y ahora nos pega el alza del crudo.

Y ahora nos pega el alza del crudo.

La mezcla de Pemex logró saldar agosto con un avance de 8.46 por ciento o 3.04 dólares, para concluirlo en los 38.96 dólares por barril, que no es su mejor nivel del mes.

En el el octavo mes del año, la mezcla de petróleo alcanzó un máximo de 42.32 dólares, el mejor nivel en más de dos meses, pero la incertidumbre sobre un congelamiento y vastos inventarios y oferta le restaron más de 3 dólares.

Al igual que el producto mexicano, los precios del resto de los crudos a escala global acabaron con ganancias mensuales de alrededor de 10 por ciento, no obstante el cierre positivo del mes lo terminaron con un comportamiento a la baja.

En la primera parte del mes el crudo mexicano obtuvo dividendos de casi 18 por ciento, esto, tras el anuncio de una nueva propuesta de congelamiento de la producción a escala global, pero para la segunda mitad del mes, los precios detuvieron el ascenso ante los grandes volúmenes en los inventarios globales que no han cedido, principalmente los de Estados Unidos, el mayor consumidor de energéticos en el mundo.

Las cifras de la OPEP que mostraron un nuevo máximo en la producción y un aumento en sus exportaciones de julio -publicadas en agosto- y luego las existencias de crudo y destilados en Estados Unidos que presentaron nuevamente un ascenso, fueron la pared que frenó el rally ganador de los crudos para la segunda mitad de agosto.

Pero, pierde piso de 40 dólares

Tras 10 días de haber mantenido el piso de 40 dólares, la mezcla de exportación lo perdió y se fue a los 38.96 dólares por barril en la sesión de este miércoles, una caída de 2.65 por ciento o 1.10 dólares respecto al cierre previo.

Con la caída de ayer y hoy, el precio del producto de Pemex restó 6.01 por ciento que en término nominal fueron 2.49 dólares.

En relación a los precios internacionales de referencia, el WTI cerró el octavo mes del año con un avance de 7.45 por ciento, es decir, subió 3.10 dólares en los 23 días de actividad; este viernes el energético acabó con una baja de 3.56 por ciento a 44.70 dólares, el menor nivel de casi tres semanas.

Para el Brent, el avance en el mes fue de 10.80 por ciento, lo que significó para el energético operado en Londres, un aumento de 4.58 dólares. El último día de agosto lo concluyó en los 47.04 dólares, lo que significó una baja en la jornada de 2.75 por ciento.

El último día del mes coincidió con la publicación de los inventarios semanales estadounidenses de petróleo, los cuales mostraron que las existencias de crudo se incrementaron con mayor fuerza a lo esperado por los analistas por segunda semana consecutiva.

Parecía que agosto era el mes de la resurrección de los crudos con la misma jugada que hicieron en febrero la OPEP y Rusia al anunciar un congelamiento de la producción, pero ahora, los pesados inventarios podrían ser la piedra en el zapato; en la última semana de septiembre se reunirán los mayores productores de petróleo del planeta en Argelia para determinar si habrá un congelamiento, pero se debe señalar que la producción en estos momentos se encuentra en su mayor auge, y si se congela, pues podría no ser suficiente ante menores expectativas de crecimiento global.