Mercados

Precios del petróleo se desploman por fracaso de reunión en Doha

Arabia Saudita fue el obstáculo para que el acuerdo energético fuera viable; la no inclusión de Irán en el plan fue el factor decisivo para el mayor exportador de petróleo en el mundo; WTI abre con caída de 7 por ciento.
Álvaro Montero
shale petróleo crudo extracción (Bloomberg/Archivo)

shale petróleo crudo extracción (Bloomberg/Archivo)

Los precios del petróleo se hundieron tras el comienzo de las operaciones no oficiales en los mercados de futuros, luego del fracaso en las negociaciones entre países productores en Doha, Qatar, para lograr un acuerdo de congelamiento al bombeo de crudo a nivel internacional.

Las cotizaciones del petróleo en el mercado de futuros de Nueva York comenzaron con un desplome la jornada. El crudo West Texas Intermediate (WTI) se precipitaba 6.91 por ciento en su primera operación correspondiente a la sesión del lunes, con los que rompió el soporte de 40 dólares al caer a los 37.6 dólares por barril.

Al mismo tiempo, el crudo Brent caía muy cerca de los 40 dólares, con 6.96 por ciento, desde las 43.10 unidades en las que cerró el viernes.

Conforme avanzaron las cotizaciones, los precios ajustaron la baja por debajo del 6 por ciento en las operaciones fuera de horario oficial, el mercado de “viva voz” abre a las 8:30 horas, tiempo local de México.

Los precios se habían elevado más de 50 por ciento desde que comenzaron los informes de que habría una reunión para “congelar” la producción en febrero y para este abril, sin embargo, ahora se desmorona el pilar que tenía a los importes en su mejor momento del año.

“Teniendo en cuenta las expectativas por delante de la junta en Doha, la imposibilidad de llegar a un acuerdo de congelación es probable que cause una ola de ventas del mercado del petróleo,” dijo a Bloomberg Jason Bordoff, director del Centro de Política de Energía Global en la Universidad de Columbia y ex funcionario de la Casa Blanca.

Ahora, la reacción negativa del mercado podría ser sólo el inicio al no haber un acuerdo, frente a la amenaza de que Arabia Saudita pueda elevar súbitamente la producción de crudo.

“El Reino, si quisiéramos incrementaríamos a 11.5 millones de barriles diarios (mbd) inmediatamente y de 6 a nueve meses podríamos alcanzar los 12.5 mbd”, dijo el príncipe adjunto de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, en una entrevista el 14 de abril. “Si los grandes productores no congelan su producción, nosotros no vamos a congelar la nuestra “, “Si no se congelan, entonces, vamos a vender a cualquier oportunidad que tengamos”.

Estas declaraciones se vieron reflejadas en el comportamiento de los precios que ya anticipaban la no cooperación de Arabia Saudita.