Mercados

¿Por qué subió el petróleo este jueves?

La oportunidad de obtener dividendos en un mercado sumamente castigado es aprovechada al máximo por los inversores, ya que los fundamentales del petróleo se mantienen negativos para un alza de precios que pudiera ser un cambio de tendencia.
Álvaro Montero
Mauro Álvaro Montero
05 febrero 2015 19:46
Petróleo

Los precios del barril de petróleo de Venezuela representan el 95% de las exportaciones; su caída afectará seriamente a su economía. (Reuters)

Los precios del petróleo, en medio de una caída generalizada que viene desde finales de 2014, tuvieron una jornada muy positiva este jueves. 

El WTI ganó 4.19 por ciento, para concluir en 50.48 dólares el barril; mientras que en la plaza de Londres, el Brent se apreció 4.45 por ciento, y terminó la sesión en 56.57 dólares el tonel.

Incluso la mezcla mexicana tuvo un incremento de 2.67 por ciento, con lo que se colocó en 46.10 dólares por barril, el segundo nivel más elevado en lo que va de 2015.

Una de las razones que explican este ajuste al alza es la actual huelga en las refinerías de Estados Unidos, en las que se incluyen Lyondell, Marathon, Shell, plantas Tesoro, que en conjunto suman el 10 por ciento de la capacidad de refinación de ese país.

Además, se está recibiendo empuje de la las medidas chinas, que podrían encausar un aumento en la demanda de energéticos. Aunque es prematuro, es un buen pretexto para generar dividendos.

En general los precios de los crudos y destilados están recuperando algo de lo perdido el miércoles cuando se dieron a conocer los inventarios de energía estadounidenses; por ahora, las reservas se encuentran en récord, según cifras del Departamento de Energía.

El incremento en la producción que tuvo la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en enero, es sin embargo un fuerte golpe para los precios.

Según cifras de Bloomberg, el organismo aumentó su bombeo en 483 mil barriles diarios, es decir, 1.59 por ciento más que diciembre, de 30.42 millones de barriles diarios, a 30.90 millones.

En tanto, Estados Unidos se mantiene en niveles récord, por arriba de los 9 millones de barriles diarios, desde noviembre, y continúa almacenando, con precios de regalo, ya que sus reservas se dispararon a máximos históricos desde que el precio se volvió de ganga, es decir, empezó a acumular en octubre.