Mercados

Mezcla mexicana salta 4.08 por ciento y sube a 32.92 dólares por barril

El energético mexicano cortó una mala racha de cuatro sesiones y prolongo su estancia arriba de las 30 unidades por octava ocasión.
Álvaro Montero
La estrategia petrolera de Arabia Saudita

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se reúne en Viena en un clima de precios bajos e informes de desacuerdo entre los miembros del cartel. Algunos países quieren recortar la producción para elevar los precios, pero Arabia Saudita se resiste. La estrategia de Riad de mantener el nivel de producción para preservar su cuota de mercado ha funcionado hasta cierto punto, pero también ha afectado su economía y su moneda.

La mezcla de exportación cortó una racha de cuatro sesiones a la baja con un ascenso de 4.08 por ciento, o 1.29 dólares, con lo que consiguió cerrar en 32.92 dólares por barril.

A pesar de los descalabros recientes, el producto de Pemex se ha mantenido arriba de las 30 unidades, más de 5 dólares arriba de lo planeado por la petrolera para que se pueda considerar las inversiones de nuevos proyectos y en los que se cancelaron por el bajo ingreso, no obstante, debe de prolongarse el resto del año. Hoy promedia 27.13 dólares.

El precio del crudo mexicano al igual que el resto de los energéticos a nivel global, se beneficiaron de un incremento en la demanda de divisas emergentes, entra las que se encontraban monedas de países productores -como el caso de México y el peso-, lo que resultó en un debilitamiento del dólar que impulsó las cotizaciones de la jornada.

Las mayores ganancias se registraron en los crudos de Asia, donde el producto destacado fue el crudo ligero Basrah de Iraq que avanzó 4.39 por ciento.

En Nueva York, las cotizaciones fueron en ascenso toda la jornada, al final, el WTI terminó con un avance de 3.27 dólares, para recuperar el soporte de 40 unidades con un cierre de 41.08 dólares por barril.

En Londres, la actividad en las operaciones del crudo Brent tuvo similar comportamiento y concluyó con un avance de 2.61 por ciento a 44.03 dólares por tonel.

A pesar del buen comportamiento, consultoras y analistas prevén que en el mediano plazo le pesará a los precios el no acuerdo de congelamiento que se puedo haber alcanzado el pasado 17 de abril.