Mercados

Mezcla mexicana registra un descenso de 1.52%

El crudo mexicano, a pesar del descenso de este lunes, se mantiene muy cerca del techo de los 40 dólares, del cual no se ha despegado en prácticamente los últimos dos meses.
Álvaro Montero
Y ahora nos pega el alza del crudo.

Y ahora nos pega el alza del crudo.

El crudo de exportación de Pemex registró una baja este lunes de 1.52 por ciento, lo que significó ceder 61 centavos. La petrolera informó que el precio se estableció en 39.56 dólares por barril.

El energético mexicano siguió el comportamiento del WTI y del Brent que acabaron a la baja por temores de un exceso de oferta para este verano principalmente en Estados Unidos.

Informes que muestran que Estados Unidos está consumiendo menos gasolina en una temporada que de manera estacional es de mayor demanda le está restando fuerza a los petroprecios.

Según estadísticas del Departamento de Energía de Estados Unidos el consumo en junio cayó 0.50 por ciento, cuando venía creciendo a una tasa anual de 2 por ciento en promedio en los últimos 4 años.

Ante este hecho, el precio del barril de crudo en Nueva York, el WTI, descendió 1.55 por ciento a 45.24 dólares, en tanto, el de Londres, el Brent, lo hizo con una pérdida de 1.37 por ciento.

Una caída en el consumo esperado para el verano en Estados Unidos provoca mayores inventarios y una menor refinación, como lo mostraron los datos gubernamentales la semana pasada, ello provoca un aumento en los costos, pero no en los precios de estos productos, lo que afecta al círculo económico de gasto y consumo.

Los precios de los energéticos además están presionados por el regreso de la producción canadiense, la que se había reducido tras incendios forestales, de febrero a mayo el bombeo pasó de 4.14 millones a 2.75 millones de barriles por día. Datos recientes indican que el aumento de su producción para junio fue de 3.48 millones de barriles y para julio se estima llegue casi a los 4 millones diarios.

El hecho de que Canadá dejara de producir petróleo le dio al mercado equilibrio entre la oferta y la demanda y ahora, con el menor consumo estadounidense, los precios tendrán un bache del cual no se puede observar que saldrán rápido, lo que repercutirá en la recuperación del crudo mexicano.