Mercados

Mezcla mexicana de exportación se aleja del soporte de los 50 dólares

Al parecer no hay un piso en el precio de los crudos, y éste podría seguir descendiendo en medio de una "guerra de precios", ya el acero tuvo un episodio parecido, cayó por debajo de su costo de producción.
Álvaro Montero
Mauro Álvaro Montero
30 diciembre 2014 5:5
Barriles de petróleo de Pemex. (Bloomberg)

Barriles de petróleo de Pemex. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- El petróleo volvió a marcar una nueva caída en la sesión de este lunes en los mercados de Nueva York y Londres, lo que se vio reflejado en la cotización de la mezcla mexicana de exportación, que registró una baja de 1.36 dólares, o 2.81 por ciento, a 47.04 dólares, su precio más bajo desde el 29 de abril de 2009, cuando se ubicó en 47.40 dólares el tonel.

Al parecer, el crudo mexicano tendrá su peor diciembre desde que se hace público el precio; por ahora acumula una pérdida de 32.58 por ciento, al pasar de 69.77 a 47.04 dólares el barril, y se aleja del soporte de 50 dólares, el cual perdió hace 8 jornadas.

Desde su máximo del año en 102.41 dólares, el crudo mexicano se ha contraído 54.07 por ciento.

Los referenciales en la sesión se replegaron, el WTI con 2.05 por ciento, a 53.61 dólares, y el Brent con 2.64 por ciento, a 57.88 dólares el barril, en ambos casos es el nivel más bajo desde mayo de 2009, es decir de 5 años y medio.

La mezcla de exportación en lo que va de este mes tiene una media de 54.46 dólares, por lo que es la menor desde diciembre de 2008, cuando promedió 33.35 dólares en medio de la recesión mundial.

Ahora, los precios se oprimen por la alta producción de Estados Unidos, que se mantiene por arriba de los 9 millones de barriles diarios (mbd) desde noviembre –cifra récord–, lo que se suma a la extracción actual de la OPEP de 30.5 mbd, por encima de la demanda que tiene el órgano en 29 millones, además de la expectativa de la no reducción de lo que producen en el presente.

A lo anterior, se debe agregar que países no miembros como México y Rusia preveían antes de la fuerte caída de los precios, un aumento en la producción desde sus niveles actuales, en el caso de nuestro país desde los 2.39 hasta los 2.65 mbd, en tanto, la segunda nación de 10 a 10.6 mbd, a lo que se suma las previsiones de una menor demanda mundial para 2015, todo esto mantiene los precios contra la lona.

La semana pasada las cotizaciones minimizaron pérdidas por un incremento en las importaciones estadounidenses de crudo, que aumentaron 16.7 por ciento, a 8.3 mbd en la semana que terminó el 19 de diciembre, pero un apuntalamiento en el mismo lapso en las reservas de 1.91 por ciento, a 387 millones de barriles, hizo contrapeso a las cotizaciones, que se habían aliviado por unos instantes.