Mercados

Mezcla de Pemex sube 57 centavos por barril

Con esta ganancia, el crudo de exportación de Pemex ligó el tercer avance; no obstante, se mantiene alejado de los 40 dólares que sostuvo en las dos últimas semanas de agosto.
Álvaro Montero
Pemex

(Bloomberg)

El precio de la mezcla de exportación concluyó con un avance de 57 centavos o 1.53 por ciento, lo que le valió para ascender a los 37.87 dólares por barril, informó Petróleos mexicanos.

El energético apretó el pasó y ligó la tercera jornada de subida en las que acumula un avance de 4.42 por ciento, insuficientes para resarcir el descalabro de 7.06 por ciento previo a dichas ganancias.

El promedio que alcanza el crudo mexicano es de 33.81 dólares por barril poco más de 16 dólares de lo que calculó el gobierno federal en los 50 dólares para la Ley de Ingresos de la Federación 2016.

El beneficio para el producto de Pemex provino de las ganancias en Nueva York y Londres tras de que la Administración de Información de Energía divulgó sus expectativas de demanda de petróleo mundial, que estima tenga un repunte de 1.48 millones de barriles para lo que resta de 2016, 30 mil más que su estimación pasada de 1.45 millones.

Además, señaló que para Estados Unidos se reflejará también un aumento que estima en 200 mil barriles por día para alcanzar un total de 19.60 millones de barriles diarios en su consumo. Esta información llevo a los crudos referenciales del mercado de futuros a elevar sus cotizaciones.

El WTI ascendió 1.49 por ciento a los 45.50 dólares por barril, mientras que el crudo Brent lo hizo con 1.52 por ciento a 47.98 dólares.

Para el jueves...

Mañana en punto de las 10:00 horas, tiempo de la Ciudad de México, el Departamento de Energía publicará las cifras de inventarios semanales, con lo que se podrá determinar cómo se comportó el consumo estadounidense en la semana concluida el 2 de septiembre.

El sondeo semanal de inventarios que levanta Bloomberg no fue tan favorable, ya que según la encuesta se esperaría el tercer aumento semanal de manera consecutiva en las existencias de crudo y una caída en la refinación, situación que mando a las pérdidas intradía a los energéticos de Nueva York y Londres, pero después la historia cambio y terminaron con avances.