Mercados

Mezcla de Pemex rompe racha negativa, pero...
sigue debajo de 30 dls.

En la sesión de ayer Petróleos mexicanos reveló que el precio de la mezcla de crudos cortó una racha negativa de siete sesiones, pero continúa por debajo de los 30 dólares, lo que significa su peor momento en 7 años.
Álvaro Montero
Royal Dutch Shell

Plataforma petrolera de Royal Dutch Shell. (AP)

CIUDAD DE MÉXICO.- La mezcla de exportación de Pemex rompió una racha negativa de siete sesiones, con una ganancia de 2.57 por ciento, lo que significa continuar por debajo del techo de 30 dólares, el peor momento para el energético nacional en los últimos 7 años, al haber cerrado en 28.34 unidades.

En las siete jornadas previas, el crudo nacional había cedido 15.43 por ciento, es decir, perdió 5.04 dólares, y con esta alza la merma se redujo levemente a 13.25 por ciento.

El crudo nacional se benefició de una mezcla de variables que fueron mixtas, pero con sesgo positivo, con un desliz en los crudos asiáticos, en tanto, en Nueva York el energético WTI ligó su segunda subida con una ganancia de 2.86 por ciento, o 1.04 dólares, para concluir en 37.35 unidades por barril.

Mientras en el mercado Intercontinental Exchange (ICE), de Londres, el precio del Brent cortó su racha también de siete jornadas consecutivas de bajas, con una ganancia de 1.40 por ciento, lo que le significó subir 53 centavos para terminar en 38.45 dólares por barril.

En los casos de Nueva York y Londres, el empuje de un sondeo de existencias semanales en los depósitos de crudo estadounidense, los cuales podrían registrar una baja de 600 mil barriles y que sería la segunda semana en descenso, alivió las cotizaciones retrayéndolas desde sus mínimos de siete años.

Otra variable que fue determinante, el efecto del tipo de cambio peso vs dólar, en donde -a pesar de que la divisa norteamericana se fortaleció-, la expectativa de un alza de tasas de la Fed vislumbra la mejora en la actividad económica de Estados Unidos, lo que se traduce en mayores exportaciones de mercancías mexicanas hacía el vecino del norte, lo que indudablemente será un mayor flujo de divisas estadounidense, lo que en la sesión ayudó a que el peso se recuperará 1.21 por ciento, o 21 centavos.

Estos fueron los factores que ayudaron a que el precio de la mezcla de exportación de México terminará con una racha negativa, pero, al parecer el rally perdedor que se ha observado en los últimos cuatro meses podría agudizarse, debido a que, los fundamentales continúan siendo los mismo todavía, es decir, altos inventarios globales - no sólo de Estados Unidos-, sobreproducción y sobreoferta, precios especiales a Europa y Asia por parte de países de Medio Oriente y una demanda que crece a un menor ritmo al esperado.

Según analistas, existe la posibilidad de que no haya un piso en la caída actual.

“Mientras en el mercado haya un exceso de oferta como debería ser durante gran parte de 2016, no hay ningún valor intrínseco para el petróleo”, dijo el analista de Morgan Stanleym Adam Longson.
En tanto, Goldman Sachs ha advertido desde hace meses que si los tanques que se utilizan para almacenar crudo se llenan, los precios pueden llegar a caer a 20 dólares.