Mercados

Mezcla de Pemex se une a la ‘fiesta’ y sube 3.05 por ciento

El crudo de exportación de Pemex marcó su mejor ganancia de las últimas dos semanas, contagiada por las cifras de inventarios de Estados Unidos y por la debilidad del dólar.
Álvaro Montero
Pemex. (Bloomberg)

Pemex. (Bloomberg)

El crudo de Pemex se unió a la fiesta que se desató en los mercados de renta variable, lo que se reflejó en los crudos de Nueva York y Londres previamente, comportamiento que llevó a los energéticos a registrar su mayor alza porcentual en dos semanas.

El petróleo mexicano de exportación subió 3.05 por ciento o 1.12 dólares, con lo que logró el mejor avance desde el 8 de septiembre, después de una semana inmersa en la cautela y con movimientos muy acotados de apenas 44 centavos entre su máximo y mínimo.

El avance de los precios de los crudos, tanto en México, como en Nueva York y Londres, se atribuye a dos factores principalmente: en primer lugar a la decisión de la Fed que debilitó al dólar, lo que provocó un efecto de apreciación en las cotizaciones de los commodities y el segundo, las cifras favorables de inventarios de crudo en Estados Unidos.

La espera terminó para esta junta y la Reserva Federal no movió su tasa de interés, pero la expectativa fue la más alta en las probabilidades que arrojaban las negociaciones de los futuros de los fondo federales con un 22 por ciento, lo que le había dado impulso al dólar contra una canasta de divisas durante la última semana y ello debilitó los precios de las materias primas, incluido el petróleo, pero ante la inamovilidad de la tasa, el dólar perdió fuerza en esta jornada y los precios recibieron un impulso extra.

El otro dato que empujó al mercado energético fueron las cifras semanales de inventarios de crudo. Las existencias de petróleo registraron una caída de 6.2 millones de barriles, contra un aumento que esperaban los analistas de 3.36 millones de barriles, conforme a las cifras del Departamento de Energía de Estados Unidos.

Además, la cifra de las existencias de gasolina también registraron una mayor baja a la esperada de 3.2 millones, frente a un desliz menor de 1.3 millones que se estimaron en las encuestas, Estos dos datos, se traducen como un aumento en la demanda estadounidense.

Ante este escenario, el precio del WTI alcanzó en su contrato de noviembre un avance intradía de casi 4 por ciento, pero al final redujo las ganancias y rescató 2.93 por ciento, para colocarse en los 45.34 dólares.

En el caso del Brent, al final de la jornada se adjudicó 2.07 por ciento, lo que significó ascender a los 46.83 dólares por barril. En la sesión el crudo londinense subió casi 3 por ciento.

El desenlace de la Fed y un dólar débil dan soporte a los precios del petróleo, pero no se descarta que los precios amplíen su banda de negociación hasta la próxima reunión en Argelia programada para la siguiente semana, cuando se reúnan miembros de la OPEP y otros productores fuera de ese organismo para tratar el tema de un posible congelamiento de la producción.