Mercados

Las 5 razones por las que el mercado no le creyó al acuerdo petrolero

El mercado energético quedó escéptico del acuerdo al que llegaron Rusia, Arabia Saudita, Venezuela y Qatar, lo que se reflejó en una caída en los precios en el WTI y el Brent en la sesión de ayer.
Abraham González
El revés de ‘Big Foot ‘en Chevron

A pesar del conocimiento y experiencia sobre la exploración en aguas para extraer el crudo, las plataformas petroleras se enfrentan con diversas , aquí te presentamos el caso de ‘Big Foot ‘en Chevron.

1.- El acuerdo alcanzado tiene restricciones. Su aplicación depende de que otros países productores accedan también a limitar el suministro. Irán es la mayor preocupación, pues ese país advirtió que no reducirá el bombeo hasta recuperar su cuota de mercado. Irak, país que no participó en la reunión, se pronunció en favor de la alianza, según declaraciones del Ministerio de Petróleo en Bagdad. No obstante, falta que se integren otros países como Estados Unidos y China, aseguran especialistas.

2.- Es un techo, no una reducción. Los cuatro países que formaron parte de las negociaciones establecieron que el límite en la producción sería el nivel alcanzado en enero, el cual se ubicó cerca de sus máximos históricos. Según datos oficiales, Rusia bombeó 10.9 millones de barriles diarios (mbd) durante el primer mes del año, mientras que Arabia Saudita lo hizo con 10.2 mdb, por arriba del promedio de todo 2015. En tanto, Venezuela se mantendría en 2.47 mbd y Qatar en 650 mil barriles por día.

3.- La demanda podría caer. Las expectativas de un menor crecimiento a nivel global, particularmente en China y en Estados Unidos, implicarían un menor consumo, el cual fue de 28 mdb en ambos países durante 2015. Además, las compras globales también podrían reducirse debido a que el año pasado uno por ciento de la producción global se fue a inventarios. Analistas de Goldman Sachs estimaron que los depósitos internacionales, que ascienden a 3 mil millones de barriles, ya se encuentran cerca de su máxima capacidad.

4.- La credibilidad de la OPEP se ha debilitado. A pesar de haber establecido un techo a la producción en 30 mbd desde 2012, éste no se ha respetado. Durante ese año el bombeo promedio diario fue de 31.6 mbd y desde entonces ha estado por arriba del límite establecido. Incluso, países miembros registraron máximos históricos para cerrar 2015, como Arabia Saudita, Irak, Emiratos Árabes Unidos Y Kuwait. El año pasado, la producción promedio del organismo alcanzó 31.7 mdb y no cedió durante el primer mes de 2016.

5.- Aumenta especulación. Al menos en tres ocasiones -en octubre, en noviembre y en enero- los rumores de un acuerdo para limitar la producción de petróleo hicieron que los precios repuntaran, sin embargo, se desplomaron al no concretarse nada. El episodio especulativo de finales del año pasado surgió previo a una reunión de la OPEP que se llevaría a cabo en Viena el 4 de diciembre, sin embargo, no se llegó a nada y la conclusión fue que si Estados Unidos y Rusia no disminuían el suministro, el organismo tampoco lo haría.