Mercados

Mezcla mexicana rompe barrera de 20 dólares... y más allá

El crudo de Pemex se vio inmerso en la caída del resto de los crudos del planeta, lo que le significó bajar a su menor nivel en casi 14 años al llegar a los 18.90 dólares por barril.
Álvaro Montero
Mauro Álvaro Montero
20 enero 2016 19:0
quintana

quintana

El precio del petróleo de Pemex se desplomó a un mínimo de 13 años y 10 meses al haber caído a 18.90 dólares el barril, lo que le significó registrar una baja de 5.59 por ciento, o 1.12 dólares.

En la sesión de hoy los precios fueron atacados por tres frentes, uno, la encuesta semanal de inventarios de Estados Unidos que prevé un incremento de 2.8 millones de barriles (mb) de crudo, en tanto de gasolina estima que será un aumento de 1.8 mb en las existencias al 15 de enero. Además, el sondeo espera que la capacidad de utilización caiga en 0.88 por ciento, y ligaría la tercera semana en descenso.

El otro frente, las perspectivas de crecimiento económico mundial que han sido recortadas por el Fondo Monetario Internacional y que ante el mayor bombeo que se ha suscitado en 2015 y que no existen signos de la que se dé una contracción tienen a los precios deprimidos.

El tercero fue, un nuevo repunte del dólar de 0.09 por ciento frente a una canasta de divisas referenciales, lo que presiona a los commodities apalancados en dólares.

En la jornada, primero en Asia se suscitaron los descalabros, con el crudo iraquí con la mayor pérdida con 7.58 por ciento, le siguió el iraní y el árabe con 6.86 y 6.60 por ciento respectivamente.

En Nueva York, el WTI bajó por primera vez de los 27 dólares desde mayo de 2003 a 25.55 dóláres, una baja de 6.71 por ciento y en Londres, el Brent a 27.88 unidades con baja de 3.06 por ciento.

La mezcla de Pemex al igual que todos los crudos del globo se encuentran en un laberinto sin salida, en el que la presión es ejercida por la gran producción histórica que se ha alcanzado de 96 mbd, mientras el ritmo de consumo se ha rezagado en cerca de 2 millones por día, lo que ha desatado la guerra por las cuotas de mercado que a su vez ha provocado que los altos precios se desvanezcan y se registren cotizaciones que posiblemente ningún participante creyó volver a ver.