Mercados

Commodities, ‘en la lona’; apuntan a su peor noviembre desde 2008

Los metales preciosos fueron los más afectados en el mes, aunque analistas anticipan que podrían recuperar su atractivo como refugio ante la presión del dólar sobre mercados emergentes.
Álvaro Montero
Commodities

Bloomberg. Los commodities se encuentran bajo la presión del dólar y un menor crecimiento mundial.

Los commodities siguen a la baja. Noviembre está por terminar y todo apunta a que las materias primas tendrán el saldo negativo más grande para un mes similar desde la crisis subprime, medidos a través del Bloomberg Commodity Index, que registra una contracción de 5.9 por ciento y se ubica en 81.1 puntos.

El índice de Bloomberg, compuesto por 22 elementos, entre los que destaca el oro, el gas natural y el petróleo, se encuentra en su nivel más bajo en más de 16 años, es decir, desde julio de 1999, como consecuencia de un menor ritmo de crecimiento económico global, en especial el de China, que es la nación que más commodities consume en el planeta.

“La desaceleración de la actividad industrial China desencadenó las ventas en corto (instrumento que apuesta a la baja de un precio) de los fondos de inversión sobre los commodities”, dijo Patricia Mohr, analista de Scotiabank.

“Los mercados también esperan que la Fed suba sus tasas en diciembre, lo que sigue impulsando al dólar y haciendo retroceder a las materias primas cotizadas en dólares”.

De acuerdo con el Bloomberg Precious Metals Spot Price Commodity Index, los metales preciosos han sido los más afectados, pues colapsaron 12.7 por ciento en noviembre.

La posibilidad de un alza de tasas de interés en la Reserva Federal le ha restado atractivo a los activos de refugio, los cuales registraron un “boom” después de la crisis subprime que los llevó a máximos históricos en 2011.

El oro en el mercado de futuros perdió más de 7.4 por ciento y llegó a un precio de mil 56.20 dólares por onza, en tanto que la plata se contrajo 10 por ciento a 14 dólares la onza.

No obstante, algunos analistas, anticipan que el oro podría recuperar su atractivo.

“Si el dólar sigue fortaleciéndose y esto desestabiliza a países y a los mercados financieros, quizá se eleve de nuevo el apetito por el oro como activo de refugio”, comentó John Bridges, analista de metales preciosos de JP Morgan.

Otro de los sectores que ha sido golpeado por el entorno económico, pero también por factores climáticos, es el agrícola. El Bloomberg Commodity ex-Agriculture Index, indicador que engloba a los granos y “softs” de mayor demanda, marcó 82.90 unidades, su menor nivel desde 2002, año base para su medición. En noviembre, el índice se ha contraído 9.13 por ciento.

De los agrícolas, las caídas que destacan del mes son la del trigo y el maíz, con 10.8 y 6 por ciento, respectivamente.

En tanto, en el rubro de energía, el Bloomberg Energy Spot Price Commodity Index tuvo una contracción 8.1 por ciento. A pesar de que el sector energético no fue el más afectado en noviembre, sí lo es en el año.

Durante este último mes los precios de los hidrocarburos registran una fuerte contracción, con el WTI al frente de las pérdidas mensuales, tras caer 10.5 por ciento, le siguen Brent con 9.5 y en general todos los destilados cerca del 10 por ciento, excepto la gasolina que sufrió una reducción de las mermas a 1 por ciento.

En cuanto a los metales base, el índice Bloomberg Base Metals Spot Price Commodity Index, en el que se incluyen a seis metales no ferrosos, anota una baja de 6.1 por ciento, a pesar de una disminución en las pérdidas tras los movimientos de China en un recorte a su producción, lo que ayudó a que el índice se recuperará de un desplome de 9.1 por ciento en noviembre.

En el onceavo mes, las caídas de los metales no ferrosos las lideró el níquel con 12.8 por ciento -pero llegó a ser de 17.5 por ciento una semana previa-, le siguió el cobre y el zinc que perdieron 10.5 y 9.5 por ciento, en ese orden.