Mercados

Crudo salta a máximos desde noviembre ante señales de menor producción en EU

Al parecer al mercado ya no le interesa cuanto crudo pueda seguir almacenando Estados Unidos, después de alcanzar la cifra histórica de 540 millones 610 mil barriles, un aumento de 1.99 millones en la última semana.
Álvaro Montero
Mauro Álvaro Montero
28 abril 2016 5:0
[El posible debilitamiento de economías emergentes fue uno de los factores que impactó en el precio del crudo. / Bloomberg / Archivo] 

[El posible debilitamiento de economías emergentes fue uno de los factores que impactó en el precio del crudo. / Bloomberg / Archivo]

Las cotizaciones del crudo en Nueva York y Londres cerraron ayer con ganancias que los ubican en un nuevo máximo desde inicios de noviembre, ante las señales de que el declive en la producción de ese país puede ser sostenido.

Dichos movimientos ocurrieron a pesar de un incremento de casi 2 millones de barriles en los inventarios de petróleo en Estados Unidos.

Cifras del Departamento de Energía de Estados Unidos, correspondientes a la semana que concluyó el 22 de abril, mostraron un declive en la porucción de 15 mil barriles por día, lo que significó que durante el periodo sólo dejó de bombear 105 mil toneles.

Un sondeo de Bloomberg entre 10 expertos del sector de energía preveía un aumento en los inventarios de 1.4 millones, pero la dependencia contabilizó 600 mil más, lo que provocó que las cotizaciones en el New York Mercantile Exchange (Nymex) pasaran de una ganancia de 2.60 por ciento a descensos de hasta 0.6 por ciento, minutos después de su publicación.

Sin embargo, los participantes del mercado apostaron por la caída en la producción estadounidense y los precios se fueron recuperando en la sesión hasta alcanzar 3.6 por ciento en el Nymex. Al finalizar, las ganancias se suavizaron y el precio avanzó 2.93 por ciento a 45.33 dólares. Con un comportamiento similar, el petróleo Brent ganó 3.15 por ciento a 47.18 dólares.

Ambos crudos registraron un nuevo máximo desde el cuatro de noviembre, es decir, de casi seis meses, además, un debilitamiento del dólar frente a monedas emergentes le dio a los precios impulso.

Las cifras de la dependencia no fueron un soporte sólido a pesar del repunte en las pizarras. Las existencias de Cushing en Oklahoma subieron 1.75 millones de barriles, cuando lo esperado era una caída de 145 mil, en tanto, los de gasolina tuvieron un incremento de 1.61 millones y los sondeos apuntaban a una baja de 1.03 millones, lo que significa que el consumo bajó.