Mercados

Crudo de Pemex sube por la inercia de las ganancias asiáticas

El precio de la mezcla de exportación de Pemex fue defensivo ante las caídas que se observaron en los crudos de Nueva York y Londres.
Álvaro Montero
Pemex

Son siete campos de gas ubicados en Nuevo León que operan cinco compañías distintas

Aun cuando los mercados de futuros del petróleo en Estados Unidos y Londres marcaron pérdidas en la sesión de este jueves, el crudo mexicano de exportación se anotó un avance de 0.32 por ciento, o 13 centavos, para ubicarse en 41.37 dólares.

En la jornada, el WTI cedió 11 centavos, o 0.23 por ciento, a los 48.75 dólares, aun cerca de su mínimo de tres meses de 47.72 dólares, registrado el martes. En la plaza de Londres, el energético Brent cerró con una baja de 7 centavos o 0.14 por ciento a los 51.74 dólares por tonel negociado.

Pero en Asia, los energéticos terminaron con una ganancia promedio de 1.46 por ciento, donde el crudo Tapis, referente de Singapur y variable para el cálculo del precio de la Mezcla de Pemex, ganó 1.48 por ciento, o 78 centavos, lo que le dio fuerza al producto de Pemex.

El crudo mexicano cumple cinco sesiones consecutivas por debajo de los 42 dólares, el precio promedio que el Gobierno mexicano previó en la Ley de Ingresos para este año, no obstante, el promedio de mercado hasta el momento es de 44.98 dólares, todavía arriba del nivel previsto.

La jornada fue no grata para las pizarras energéticas, ya que los precios se regresaron a una tendencia negativa que ya cumple dos semanas, a pesar del rebote que se observó ayer en los precios tras las cifras de inventarios de crudo en Estados Unidos que mostraron, de cierta manera, un saldo favorable en el último reporte al 10 de marzo.

Sin embargo, los precios están presionados por los aún abultados inventarios estadounidenses, como a nivel global; además de que el acuerdo de un recorte de la producción de petróleo se podría poner en peligro por los resultados que se observaron en febrero de sus mayores promotores, Arabia Saudita y Rusia.

Arabia Saudita, a contracorriente de lo que el recorte necesita, incrementó su producción en más de 260 mil barriles por día y Rusia informó a principios de este mes que no movió el nivel de su bombeo, que lo mantuvo en 11.1 millones diarios, situación que desanima al mercado, debido a que el acuerdo de disminuir en 1.8 millones de barriles aún no se ha alcanzado.

En la sesión de este jueves, ni el dólar que se debilitó 0.49 por ciento, en su índice que lo mide contra seis divisas referenciales, pudo ayudar a los petropecios.

Hoy, el ministro de energía de Arabia Saudita señaló que de ser necesario, cuando se termine la fase del recorte en junio y los inventarios no hayan cedido como se esperaba, la OPEP podría prolongar el recorte, algo que el mercado en la sesión hubiera considerado como un motivo para ascender, pero el reciente resultado de la producción de este país ha puesto en duda la seriedad del pacto.

Ahora, se debe esperar a que el Comité Técnico de la OPEP que está midiendo la evolución del pacto se reúna la próxima semana y se anime a dar un número que ayude a las cotizaciones, las que amenazan con alcanzar precios previos al acuerdo del recorte.