Mercados

Corta siete sesiones de pérdidas la mezcla mexicana; gana 2.57%

El crudo mexicano dio un salto en su cotización a los 28.34 dólares el barril, con lo que consiguió cortar una racha perdedora de siete jornadas en las que ya acumulaba 15.43 por ciento en descenso.
Álvaro Montero
[Bloomberg] Los crudos Brent y West Texas Intermediate (WTI) ganaron este viernes 2.87 y 1.62 dólares cada uno. 

[Bloomberg] Los crudos Brent y West Texas Intermediate (WTI) ganaron este viernes 2.87 y 1.62 dólares cada uno.

CIUDAD DE MÉXICO.- En la sesión de este martes, el precio de la mezcla de exportación de Pemex registró un ajuste positivo de 2.57 por ciento, equivalentes a 71 centavos, para cerrar en 28.34 dólares, con lo que rompió una racha de siete jornadas en declive.

No obstante, el precio continúa muy cerca de su mínimo de siete años, y sigue por debajo del techo de 30 dólares.

El crudo nacional se benefició de diferentes condiciones positivas, con un desliz marginal en el precio del Tapis (crudo cotizado en Singapur y que se toma para el cálculo de la mezcla de Pemex) de 0.11 por ciento, o cuatro centavos a 37.78 dólares, lo que mantiene el menor precio en 11 años. En tanto, el energético WTI ligó su segundo ascenso al 2.86 por ciento, o 1.04 dólares, para cerrar en 37.35 unidades por barril y se aleja del mínimo de 7 años de 35.62 dólares.

Mientras en el mercado Intercontinental Exchange (ICE), de Londres, el precio del Brent cortó su racha también de siete jornadas consecutivas de bajas, con una ganancia de 1.40 por ciento, lo que le significó subir 53 centavos para terminar en 38.45 dólares por barril.

En los casos de Nueva York y Londres, el impulso lo dio un sondeo de existencias semanales en los depósitos de crudo estadounidense, los cuales podrían registrar una baja de 600 mil barriles y que sería su segunda semana de descensos, alivió las cotizaciones retrayéndolas desde sus mínimos de siete años.

Otra variable que determinó el desenlace positivo fue, el efecto del tipo de cambio peso contra el dólar, en donde la moneda mexicana ganó terreno-a pesar de que la divisa norteamericana se fortaleció en los mercados internacionales-.

Un alza de tasas de la Fed, confirma una mejora en la actividad económica de Estados Unidos, lo que se traduciría en un mayor impulso a las exportaciones de mercancías mexicanas y significaría una considerable entrada de más divisas verdes al país. Esto ayudó para que el peso se recuperará 1.21 por ciento, o 21 centavos.