Mercados

Café mexicano sufre su peor crisis en 4 décadas

Cada productor local generará en promedio 4.3 sacos de café en 2016, según estimaciones de Amecafé.
Álvaro Montero
Granos de café  (Archivo/Bloomberg)

Granos de café (Archivo/Bloomberg)

La caída en los precios internacionales, los problemas generados por la roya en los últimos tres años y el exceso de lluvia en 2015 han llevado a México a vivir una de sus peores crisis de producción de café al menos en las últimas cuatro décadas, según datos de la Asociación Mexicana de la Cadena Productiva del Café (Amecafé) y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

Por medio de cifras de campo obtenidas por la Universidad de Chapingo, el organismo estimó que la producción de ciclo 2015-2016 sería de 2.216 millones de sacos, lo que significa una caída de 41.8 por ciento respecto a la cosecha del ciclo anterior reportado por el Departamento de Agricultura estadounidense.

"México producirá cuatro millones 300 mil quintales, que equivalen a 2 millones 216 mil sacos de 60 kilogramos y no los 3.3 millones que calcula el Departamento de Agricultura", dijo Pedro Rojo Machado, coordinador de operaciones de Amecafé.

En medio de esta crisis, el profesor Cruz José Argüello, titular de la asociación indicó que se tienen contabilizados 511 mil productores, por lo que al promediar el volumen de producción entre este número, cada uno produciría 4.33 sacos de café de 60 kilogramos.

Según números de la Amecafé en los últimos tres años, la roya ha permeado en el 80 por ciento de las hectáreas que producen el grano con una única variedad, el "Oro azteca".

DÓLAR CARO ‘SALVA’ INGRESOS

En 2014 hubo un repunte en los precios del café a raíz de las sequías en Brasil, el mayor productor del grano en el mundo, lo que junto con la enfermedad de la roya en México y Centroamérica, provocaron que los precios aumentaran en un mes 57 por ciento. Pasaron de 1.1465 a 2.2 dólares.

Pero una cifra mayor en la producción global de café a lo estimado por las consultoras en la cosecha 2014-2015, gracias a un mayor rendimiento de Vietnam y Brasil, los mayores productores del grano en el mundo, al final tiraron los precios.

Ahora, el precio de 1.15 dólares por libra en el mercado internacional y un volumen tan bajo en la producción mexicana ha recibido alivio de la depreciación del peso, debido a que el 60 por ciento de lo que se produce de café en nuestro país es exportado y el 40 por ciento es para consumo doméstico.

A pesar de una caída en el precio del aromático en 2015 de 25 por ciento, la paridad cambiaria ha reducido esa pérdida a 10.2 por ciento.
El principal consumidor del grano mexicano es Estados Unidos, que compra cerca del 60 por ciento de lo que se envía al extranjero. El resto es consumido por Australia, Holanda y Japón, entre otras naciones.

CAFÉ MEXICANO CON AROMA SUDAMERICANO

Este año la Sagarpa y productores de café llegaron a un acuerdo para importar una semilla de mayor resistencia contra la roya, lo que beneficiará al campo mexicano ante la caída de la producción en todos los estados cafetaleros del país, como Veracruz, Oaxaca o Puebla, los más dañados.

En Chiapas existe un repunte del 20 por ciento para este ciclo, pero la pérdida hasta el año pasado era del 80 por ciento de los cultivos, señaló el profesor Argüello.

La semilla se ocupará para la creación de viveros que producirán cafetos y cuando estén listos, en aproximadamente cuatro años, se comenzará con el reemplazo de la anterior variedad para darle paso a la nueva y mejorada planta.

El actual grano, Oro azteca, no tiene propiedades defensivas contra las enfermedades, ni contra el clima. En México estamos 25 años atrasados en investigación genética del grano de café, acotó el titular de la asociación.

¿CUÁNTO SE PRODUCIRÁ EN EL MUNDO?

En términos globales, la producción del ciclo que comenzó en octubre y terminará el próximo septiembre se estima que podría ser de 152 millones 651 mil sacos de 60 kilogramos, es decir, el equivalente a 2.54 millones de toneladas, una recuperación de 4.37 por ciento tras un descenso en los dos últimos años.

Frente a esa cifra, México sólo representará el 1.47 por ciento de lo que se produzca en el mundo, mientras que el mayor productor, Brasil, aportará la tercera parte de toda la producción global con 49.4 millones de sacos, seguido de Vietnam que aportará 29.3 millones.

>