Mercados

Caen reservas de crudo en EU, y el precio también

Los inventarios de energía de Estados Unidos cayeron, y en un contexto diferente al que se vive actualmente los precios tendrían que haber repuntado, sin embargo, el resultado fue negativo.
Álvaro Montero
[El barril de WTI se cotizó en 32.30 dólares. / Bloomberg] 

[El barril de WTI se cotizó en 32.30 dólares. / Bloomberg]

Las reservas estadounidenses de petróleo cayeron en la semana terminada el 21 de agosto, a 450 millones 761 barriles.

La cifra anterior equivale a un desliz de 1.20 por ciento, o bien 5.452 millones de barriles.
El dato no benefició a la cotización del West Texas Intermediate (WTI), como hubiera sucedido en otro escenario en el que la producción estuviera sobre abastecida.

En las operaciones de este miércoles, el precio del referencial de Nueva York cayó 1.22 por ciento y se ubicó cerca de romper su mínimo de 6 años y medio al cerrar en 38.60 dólares el barril.

En relación a lo producido la semana pasada respecto a la previa, hubo un desliz de 0.12 por ciento, o bien 11 mil barriles por día menos, al registrarse una producción total de 9 millones 337 mil barriles diarios.

Esta es la sexta semana, de siete, en la que se reduce el bombeo de crudo, como consecuencia de la caída en los precios, que le ha restado atractivo a las nuevas perforaciones en Estados Unidos.

No obstante, la producción mundial continúa con una sobre oferta de cerca de 3 millones de barriles diarios, conforme a la Agencia Internacional de Energía.

En cuestión de las importaciones estadounidenses de petróleo, éstas bajaron 10.44 por ciento, equivalentes a 839 mil barriles menos frente a una semana previa, al pasar de 8.04 a 7.20 millones de barriles.

Pese al declive semanal, en julio y agosto Estados Unidos tiene el promedio mensual más alto del mundo en los últimos 12 meses, con un total de 7.5 millones de barriles diarios.

La producción de gasolina se contrajo 4.55 por ciento durante la semana pasada, mientras que los inventarios de este combustible se elevaron marginalmente 0.78 por ciento, a 214 millones 434 mil barriles, como consecuencia de ello, los precios en Nueva York registraron su menor nivel en 7 meses, tras cotizar en 1.3549 dólares el galón.