Mercados

A 16 años, así van las coberturas petroleras

Las opciones para asegurar el precio del crudo sólo se ejercieron en 2009 y 2015 y, para el 2016, todo pinta a que se volverán a utilizar y el gobierno recibiría recursos de ese instrumento contratado desde el año pasado.
Abraham González
dólar, peso

(Bloomberg)

El gobierno de México ha tenido éxito con el uso de derivados. Desde el año 2001, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SCHP) ha “asegurado” los ingresos petroleros mediante la contratación de coberturas financieras, las cuales, hasta el momento, registran un balance positivo de 19 mil 618 millones de pesos.

Los pagos que ha realizado la dependencia gubernamental para asegurar al menos una parte de la producción anual de crudo, a través del Fondo de Estabilización de los Ingresos Petroleros (FEIP), totalizan 151 mil 849 millones de pesos, mientras que los ingresos recibidos por el ejercicio de esos instrumentos financieros ascienden a 170 mil 738 millones, de acuerdo con datos de la Cámara de Diputados, de la propia Secretaría de Hacienda y de la Auditoría Superior de la Federación.

El saldo positivo se registra a pesar de que sólo en dos años se han ejercido el pago de estos “seguros”, las cuales son opciones put, que dan al propietario el derecho, más no la obligación de vender un activo a un precio determinado. En 2009 se recibieron 64 mil 353 millones de pesos, mientras que en 2015 fueron 106 mil 385 millones.

Estos dos años son los únicos en los que el precio promedio registrado por la mezcla mexicana de petróleo ha quedado por debajo del precio fijado en la cobertura. En 2009, el piso que se fijó en las opciones contratadas por el gobierno mexicano fue de 70 dólares, mientras que el promedio del crudo mexicano en ese año fue de 57.50 dólares.

En tanto, en 2015, el valor asegurado por los instrumentos financieros era de 76.4 dólares, mientras que la mezcla promedió 44.29 dólares.

Los contratos para cubrirse ante una caída en el precio del petróleo se han firmado con corredurías como Goldman Sachs, Citigroup, JPMorgan Chase, Morgan Stanley, BNP Paribas, Barclays y HSBC, de acuerdo con información de Bloomberg.

La cobertura de la producción de 2016, contratada el año pasado, podría entregar este año cerca de 3 mil millones de dólares, equivalentes a unos 54 mil 500 millones de pesos, los cuales harían todavía más rentable la contratación de las coberturas en los últimos 16 años.

Para 2017, México habría comprado los contratos para garantizar los precios del petróleo en 2017 cuando los futuros estaban cerca de su máximo en junio, lo cual marca el inicio de lo que ha sido en años anteriores la cobertura petrolera soberana más grande del mundo, de acuerdo a personas familiarizadas con el acuerdo.