Mercados

Mercado petrolero: Cuando piensas que no puede ser peor... es peor

El sector ha pasado del 'mantra' de "más bajo durante más tiempo", a un "mucho más bajo durante más tiempo". Y los pronósticos de los ejecutivos no son alentadores en el corto plazo
Bloomberg
21 enero 2016 13:36 Última actualización 21 enero 2016 14:51
[Las cotizaciones del petróleo texano cerraron a 94.61 dólares por barril, su menor cotización desde el 21 de junio. / Bloomberg] 

[Se cuestionó a los Ministros de Petróleo de Angola e Irak, si la OPEP necesita cambiar su política petrolera. / Bloomberg]

DAVOS, SUIZA.- El primer 'mantra' de la crisis petrolera decía “más bajo durante más tiempo”. Luego fue “más bajo durante aún más tiempo”. Ahora en Davos los ejecutivos petroleros comienzan a hablar –o más bien, murmurar– sobre un nuevo panorama de pesadilla: “Mucho más bajo durante mucho más tiempo”.

Ejecutivos petroleros, legisladores y bancos anunciaron en los primeros días del Foro Económico Mundial que la recuperación del mercado petrolero será difícil en 2016 considerando que los mayores productores siguen extrayendo y la demanda de combustible de China disminuye.

Los participantes en el foro también temen que los precios reciban otro impacto pues el crudo iraní, ahora exento de sanciones, vuelve a circular en los mercados mundiales.

“Es el tercer año seguido que tenemos más oferta que demanda”, dijo Fatih Birol, director ejecutivo de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), a Francine Lacqua en una entrevista para Bloomberg Television. “Los precios seguirán bajo presión. No veo ninguna razón por la que podamos tener un aumento sorpresivo en los precios en 2016”.


Las cosas no mejorarán hasta que los mercados energéticos no superen el “shock de oferta”, dijo Tony Hayward, presidente de Glencore, una de las mayores empresas de compraventa y producción de materias primas del mundo. Sencillamente hay “demasiado petróleo”, señaló.

La eliminación de las sanciones a Irán por su programa nuclear, que se hizo efectivo el 16 de enero, permitió al miembro de la OPEP –otrora el segundo mayor productor del grupo– reactivar las exportaciones reducidas a la mitad durante casi cuatro años de restricciones.

Impaciente por recuperar los ingresos perdidos, el país del Golfo Pérsico emitió una normativa para aumentar la producción diaria en 500,000 barriles lo más pronto posible.

“El levantamiento de las sanciones a Irán, en mi opinión, seguirá aumentando la oferta. Por lo tanto, no veo que los precios del petróleo a corto plazo toquen fondo o vuelvan a dispararse”, dijo el presidente de UBS Group AG, Axel Weber.

La
depresión de los precios dan a los rivales de Irán, como el líder de la OPEP, Arabia Saudita, el mayor de los incentivos para seguir extrayendo, agregó.

Los recortes sin precedentes en los gastos para aumentar el suministro –una reducción de la inversión de 16 por ciento este año seguirá a la baja del 20 por ciento del año pasado– están creando el marco para una recuperación, pero estaremos en 2017 antes de que esto se concrete, predijo Birol de la AIE.

La magnitud de los recortes de gastos indica que la reactivación será sumamente difícil cuando llegue el momento, según Crescent Petroleum Co.

“Esto tendrá un impacto en el futuro y hará que el ciclo sea más extremo”, dijo Majid Jafar, máximo responsable ejecutivo de Crescent, empresa con sede en Emiratos Árabes Unidos, en una entrevista.

Por su parte, Yousef Al-Benyan, máximo responsable ejecutivo de Saudi Basic Industries Corp. (Sabic), apunta que es más probable que la recuperación se produzca durante el segundo semestre de 2017 que en el primero, cuando el crecimiento económico chino mejore.

“Existe mucha presión por el lado de la oferta” que impide una recuperación por ahora, dijo Al-Benyan. “El segundo semestre de 2017 será el momento para un repunte”.

Aún así, el crudo no se recuperará a los niveles registrados durante los años de bonanza, dijo Daniel Yergin, vicepresidente de la consultora IHS Inc.

Los precios del petróleo probablemente estén “bastante más altos de lo que están ahora” en el segundo semestre de 2016, pero “no a 100 dólares, no a 70 dólares, no a 60 dólares”, dijo Yergin.

Para Jafar de Crescent, "50 dólares es una posibilidad”. Aproximadamente la mitad del valor a que cotizaba el petróleo hace sólo 18 meses.