Mercados

Permite China devaluación del yuan

La medida, anunciada por el Banco Popular de China es un ajuste único que ayudará a reforzar el papel del mercado en fijar y promover el tipo de cambio entre ese país continental y el resto de áreas, dijo la propia institución. 
Reuters
10 agosto 2015 21:48 Última actualización 11 agosto 2015 1:46
Yuan

(Bloomberg)

SHANGÁI.- China devaluó al yuan el martes después de una serie de datos económicos pobres, guiando la moneda a su punto más bajo en casi tres años.

El banco central describió la medida como una "depreciación excepcional" de casi un 2 por ciento, en base a una nueva forma de gestionar el tipo de cambio que refleja mejor las fuerzas del mercado.

"Dado que el comercio de China en bienes continúa reportando superávits relativamente grandes, el tipo de cambio efectivo real del yuan sigue siendo relativamente fuerte frente a varias monedas mundiales, y se está desviando de las expectativas del mercado", dijo el banco en un comunicado.

"Por lo tanto, es necesario mejorar adicionalmente los precios del punto medio del yuan para satisfacer las necesidades del mercado", agregó.

China gestiona el tipo de cambio de su moneda a través de un punto medio oficial, desde el cual puede variar un 2 por ciento cada día, pero en los últimos meses la volatilidad se ha desvanecido.

Los operadores sospechan que el banco central, junto con los principales prestamistas de propiedad estatal, han estado apuntalando al yuan contra la presión de depreciación.

El Banco Popular de China dijo que ahora está basando el punto medio en cotizaciones de creadores de mercado y el precio de cierre del día anterior.

El banco central debilitó el punto medio del yuan a 6,2298 unidades por dólar el martes, frente al punto medio de 6,1162 unidades del lunes, el mayor ajuste en un día para el punto medio.

El precio al contado del yuan tocó en las primeras operaciones su punto más débil desde septiembre del 2012.

El fin de semana China reportó una caída sorprendentemente fuerte de las exportaciones en julio y un declive en los precios a la producción a un mínimo en seis años.

La política china de un yuan sólido, en parte diseñada para fomentar su uso como moneda internacional, ha perjudicado a los fabricantes de exportaciones de gama inferior.

Una caída del 2 por ciento en el valor del yuan es un movimiento relativamente grande para China. Antes del martes, la moneda había operado en una gama intradiaria muy estrecha desde marzo, con una variación de las tasas en un rango de sólo el 0,3 por ciento.

Un economista expresó sus dudas de que Pekín haya reaccionado sólo justo a la caída de las exportaciones en julio.

"No creo que esto sea una reacción a los datos comerciales débiles del fin de semana, creo que es debido a los DEG", dijo Zhou Hao de Commerzbank AG en Singapur, en referencia a los intentos de China para que el yuan sea incluído en una canasta de monedas de reserva conocida como Derechos Especiales de Giro (DEG), que el Fondo Monetario Internacional utiliza para prestar dinero a los prestatarios soberanos.

"Ellos necesitan tener un mecanismo basado en el mercado y necesitan volatilidad", agregó.

El FMI publicó un reporte este mes diciendo que la institución debería aplazar cualquier medida para agregar el yuan a su canasta de monedas de referencia hasta después de septiembre del 2016, y ofreció críticas dispares sobre los avances que Pekín está haciendo en sus reformas financieras a su mercado de divisas.