Mercados

Caída en Riesgo País da ‘aire’ a la nota soberana

Para analistas, la calificación BBB+ que registra México muestra buena salud y está en favorable perspectiva en comparación con naciones emergentes.
Clara Zepeda
16 abril 2017 23:6 Última actualización 17 abril 2017 5:0
ME. Y nuestro peso sigue subvaluado.

El 70 por ciento del remanente podría facilitar el logro de un superávit en el 2017. (Archivo)

El “temido” cambio de calificación crediticia en México perdió fuerza y, hacia delante, la perspectiva se muestra positiva, de acuerdo con distintas mediciones del riesgo país y algunos analistas.

Uno de los principales indicadores que mide el “miedo” de los inversionistas sobre la deuda mexicana es el índice EMBI+ de JPMorgan, el cual mide el diferencial entre las tasas de interés que pagan los bonos del Tesoro -considerados libres de riesgo- y lo de México.

La semana pasada, dicho indicador se ubicó en 200 puntos, sin embargo, tocó un mínimo de 190 unidades a finales de marzo. Un nivel similar no se había visto desde septiembre del año pasado, cuando las previsiones apuntaban a que Hillary Clinton ganaría las elecciones y que el dólar regresaría a niveles de hasta 16 pesos este año.

Por ahora, el índice EMBI+ de México es uno de los más bajos entre los países emergentes. El indicador de Brasil se ubica en 271 puntos, el de Turquía en 314 y el de Argentina en 443 unidades. El promedio para América Latina es de 448 puntos.

México, al contar con una calificación BBB+, se encuentra en la media de países desarrollados y emergentes, de tal forma que, en comparación con el resto de los países, muestra una buena perspectiva, aseguran analistas.

Omar Taboada, director de Análisis de Inversión de Citibanamex Casa de Bolsa, explicó que la mejoría del tipo de cambio y todas las medidas tomadas por Banco de México (Banxico) en cuestiones de política monetaria y cambiaria han favorecido a una disminución en la probabilidad de una baja en la calificación crediticia de México.

Otra medida que también muestra una mayor confianza en el país es el spread de los Credit Default Swaps a 5 años(CDS 5Y), los cuales determinan el costo de asegurarse contra un impago del gobierno mexicano. Actualmente, el spread para México es de 130 puntos base, lo que significa que asegurar contra impago un millón de dólares de deuda del país cuesta 13 mil dólares por año. En noviembre, superaba los 190 puntos.

Por ahora, la misma medida para Brasil se ubica en 228 puntos y para Argentina en 346 puntos, mientras que para Chile y Perú se ubica en 78 y 105 unidades.

Félix Boni, director de Estudios Económicos de HR Ratings, destacó que el decremento de la deuda en el primer bimestre del año y los remanentes de Banxico que recibió el gobierno federal también son factores que ayudaron a mejorar la perspectiva sobre México.

“El 70 por ciento del remanente podría facilitar el logro de un superávit en el 2017, inclusive, con un nivel de gasto mayor a lo presupuestado, o bien, podría superarla. La ventaja de la primera opción es que el incremento del gasto podría estimular la actividad económica; la segunda opción, en cambio, implicaría un mayor compromiso con la solvencia fiscal”, destacó.

Las calificadoras de riesgo crediticio han alertado sobre la vulnerabilidad de las finanzas públicas de México y han puesto en duda la capacidad de la economía para generar ingresos tributarios sostenidos. Incluso, recientemente, Guillermo Ortiz, exgobernador del Banco de México, señaló que la rebaja crediticia era inminente.