Mercados

Cae tenencia extranjera en deuda gubernamental

El monto actual de 2.02 billones de pesos es el más bajo desde octubre de 2014 y la tendencia se mantiene negativa, revelan datos de Banxico.
Esteban Rojas
16 mayo 2016 22:1 Última actualización 17 mayo 2016 5:0
Dólares y pesos (Bloomberg)

[Bloomberg] Los Cetes a plazo de 91 y 182 días, en mínimos históricos; el rédito líder, en menos de 4.0%; también la TIIE toca su marca más baja.

El apetito de los inversionistas extranjeros por deuda mexicana va en descenso. De acuerdo con datos del Banco de México, el saldo de la tenencia foránea en títulos gubernamentales al 5 de mayo alcanzó un monto de 2.02 billones de pesos, su menor nivel desde el 31 de octubre de 2014.

La menor compra de valores de activos como Cetes, Bono M, Bondes y Udibonos se explica por movimientos de capitales derivados de la expectativa de alza en el costo del dinero por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), a lo que se ha sumado una mayor aversión al riesgo, que ha hecho que los capitales busquen activos de mayor calidad, de acuerdo con Mario Copca, especialista de la consultoría MetAnálisis.

Esta disminución es significativa debido a que implica una menor oferta de dólares en el mercado cambiario local, lo que incrementa la presión sobre el tipo de cambio del peso frente al dólar. En los próximos meses, los movimientos en el portafolio de deuda de los extranjeros podría registrar más movimientos de ajuste a la baja, aunque no de manera significativa prevé Copca.

Entre los eventos que influirían en dichos ajustes se encuentra la especulación en torno al resultado de la reunión de política monetaria de la Fed y la votación en el Reino Unido sobre su permanencia en la Unión Europea. Ambos eventos tendrán lugar en el próximo junio.

En febrero de 2015, la tenencia de extranjeros en este tipo de activos alcanzó un máximo de 2.18 billones de pesos y desde esa fecha se registra una reducción de 163 mil 561 millones de pesos, equivalentes a 9 mil millones de dólares. Esta cifra es comparable con el ajuste al gasto de la Administración Pública Federal por un monto de 132 mil 300 millones de pesos, anunciado el pasado 17 de febrero por la Secretaría de Hacienda.

El apetito de los extranjeros por la deuda mexicana disminuyó ante la expectativa de aumentos en la tasa de referencia de la Reserva Federal, según analistas.


SE AMPLÍA DIFERENCIAL DE TASAS CON EU

La mayor aversión al riesgo ha ocasionado que se amplíe el diferencial de tasas a favor de México, lo que equivale a un otorgar un “mayor premio” para que los capitales permanezcan en el país.

Al cierre de ayer, el diferencial entre el bono a 10 años en México y su similar en los Estados Unidos superó los 420 puntos, cifra mayor a los 394 reportados el 26 de abril de este año. Al cierre del 2015 el diferencial de tasas de interés a favor de México era de 383.

Para Copca, el comportamiento en los diferenciales de tasas de interés entre México y los Estados Unidos no solamente estará regido por lo que haga la Fed en materia del costo del dinero, sino también por la percepción del riesgo que tengan los inversionistas extranjeros.

EL CONTRAPESO DE LA INVERSIÓN NACIONAL

La reducción en la tenencia de los extranjeros no necesariamente implica menores recursos para el Gobierno Federal, dado que los movimientos se realizan en el mercado secundario de deuda.

Los activos vendidos por los extranjeros pueden ser comprados por otros participantes con residencia en México, tales como bancos, fondos de pensiones y sociedades de inversión, así como las aseguradoras.

Los capitales de inversionistas no residentes representan el 34.10 por ciento de toda la colocación de valores de deuda gubernamental, mientras que la de nacionales significa el restante 65.90 por ciento.