Mercados

Bolsa de Brasil recorta pérdida al cierre,
pero cae 8.4% en agosto

El anuncio de que Dilma Rousseff desechó restablecer un impopular impuesto para subir los ingresos el año próximo hundía a la bolsa brasileña 8.4% en agosto, para mostrar el peor desempeño entre los principales mercados en Latinoamérica.
Redacción
31 agosto 2015 9:31 Última actualización 31 agosto 2015 15:38
bolsa de sao paulo

bolsa de sao paulo

El real y la bolsa de Brasil recortaron las pérdidas a pocos minutos del cierre de operaciones este lunes, luego de hundirse más de 3 por ciento en las operaciones intradía, mientras que el real cayó 1.28 por ciento frente al dólar.

El mercado no recibió con agrado el anuncio de que la presidenta Dilma Rousseff enviará al Congreso un presupuesto para 2016 con un déficit primario, luego de desechar planes para restablecer un impopular impuesto para subir los ingresos el año próximo.

El real cotizaba a 3.6266 unidades por dólar, una baja de 1.24 por ciento respecto al cierre del viernes, para cotizarse en 3.6262 unidades, mientras que el Bovespa retrocedió 1.40 por ciento, para ubicarse en las 45 mil 552.78 unidades, encabezando las pérdidas dentro de las divisas latinoamericanas. En el mes el índice Bovespa cayó 8.4 por ciento.


Más temprano, el indicador llegó a retroceder 3.23 por ciento, para cotizarse en las 45 mil 630.38 unidades.

Un sondeo realizado por el Banco Central entre economistas y publicado antes de la apertura del mercado mostró peores expectativas para la economía de Brasil de este año y del próximo, lo que también afectó la demanda por activos locales.

El domingo, la presidenta brasileña Dilma Rousseff descartó la idea de restablecer un impuesto a las transacciones financieras para cerrar el creciente déficit fiscal del país, después de que enfrentó una serie de críticas incluso desde el interior de su coalición, reportó la prensa local.

Los periódicos Folha de S.Paulo y Estado de S.Paulo, citando asesores presidenciales, reportaron que Rousseff abandonó la propuesta debido a que se dio cuenta de que no había tiempo para su aprobación en el Congreso, donde el lunes se debe presentar el plan de presupuesto del 2016.