Mercados

Expectativa de juicio a Rousseff eleva ganancias en bolsa de Brasil

El índice Bovespa opera en alza de 3.0%, ligando su segunda sesión de ganancias, ante la expectativa de que el Congreso brasileño apruebe el procedimiento de juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff.
Agencias
13 abril 2016 13:3 Última actualización 13 abril 2016 13:13
Brasil sufre por escándalos de corrupción y déficit presupuestario. (Bloomberg)

Brasil sufre por escándalos de corrupción y déficit presupuestario. (Bloomberg)

SAO PAULO.- La creciente expectativa de que prospere un proceso de juicio político contra la presidenta, Dilma Rousseff, sumado a un escenario externo favorable, daban impulso a la bolsa de Brasil que opera en alza por segundo día.

El índice Bovespa, principal referente de la bolsa, subía 3.0 por ciento, en las 53 mil 539.47 unidades, luego de tocar un máximo intradía de 53 mil 620 unidades, un nivel que no alcanzaba desde junio de 2015.

En un mes de altibajos y con un balance de seis días de ganancias y tres jornadas de pérdidas, el Bovespa muestra una ganancia de 6.8 por ciento en abril.

La mayoría de las 61 acciones que integran el índice operan en alza, destacándose los avances de Petrobras que repuntan 6.2 por ciento, a pesar de la debilidad de los precios del petróleo en el mercado internacional, debido a las expectativas generadas por el escenario político local.


En tanto, los papeles de Banco do Brasil suben 3 por ciento, en línea con la tendencia alcista en el sector bancario, mientras que las acciones de la minera Vale se recuperan 4.79 por ciento, acompañando una escalada del sector a nivel internacional.

Los operadores se hacían eco de los relatos en los medios que indicaban que la oposición ya tendría los votos necesarios en la Cámara de Diputados para aprobar el proceso de juicio político, y que el Gobierno ya estaría trabajando con esa hipótesis luego de que más partidos abandonaron la alianza gobernante en la víspera.

En lo que respecta al panorama internacional, datos sobre el comercio exterior de China fueron leídos como signos de estabilización en el gigante asiático, alentando la idea de un menor riesgo para la economía global y generando alzas en las acciones europeas y en Wall Street. Los índices estadounidenses abrieron en alza y subían en la jornada.