Mercados

BCE 'cambia de tono' su agresiva política monetaria

Ya que la inflación continuó debajo de su meta a pesar de la aceleración del crecimiento económico, el Banco Central Europeo dejó sin cambios su agresiva política de estímulo monetario y cerró las puertas a recortes adicionales.
Reuters
08 junio 2017 7:23 Última actualización 08 junio 2017 8:10
Etiquetas
BCE

BCE (Shutterstock)

El Banco Central Europeo (BCE) mantuvo abiertos sus grifos monetarios este jueves pero abandonó una referencia a posibles recortes de tasas de interés, un cambio de tono de una firmeza imprevista a medida que se acelera la expansión económica de la zona euro.

La actividad del bloque ha registrado su mejor desempeño desde la crisis financiera global de hace casi una década, pero se esperaba que el BCE adoptara una postura más cauta, ya que el repunte de la inflación aún no mostró una tendencia al alza convicente.

"El Consejo de Gobierno prevé que las tasas de interés clave del BCE sigan en sus niveles presentes por un período extendido de tiempo y bastante después del horizonte de las compras de activos netas", dijo el banco, eliminando una referencia que mantenía desde hace tiempo a posibles tasas más bajas.

Sin embargo, el organismo mantuvo su política expansiva sin cambios, como se esperaba ampliamente, incluyendo su programa de compras de bonos por 2.3 billones de euros (2.59 billones de dólares) junto con tasas de interés inferiores al cero por ciento, pese a la resistencia de Alemania.

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, eliminó este jueves una referencia a los "riesgos a la baja" para las perspectivas económicas de la zona euro en su mensaje de política monetaria, diciendo que los riesgos ahora están "equilibrados en líneas generales".

Añadió que la inflación permanece débil.

El esperado cambio en las palabras utilizadas por Draghi refleja una aceleración en la recuperación económica del bloque en los últimos meses y se tomará previsiblemente como una señal de que el BCE se está preparando para una eventual retirada de sus agresivas medidas de estímulos.