Mercados

BCE mantiene tasa sin cambios y refrenda política monetaria expansiva

El BCE mantuvo su tasa de depósitos en -.4 por ciento, cobrando a los bancos por dejar su dinero a un día, y dejó también sin cambios la principal tasa de refinanciación, que determina el costo del crédito en la economía, sin cambios en 0.00 por ciento.
Agencias
08 septiembre 2016 7:54 Última actualización 08 septiembre 2016 8:11
BCE

(Bloomberg)

El Banco Central Europeo (BCE) mantuvo sin cambios su postura de política monetaria expansiva, como se anticipaba, al dejar las tasas en mínimos récord y prometer que mantendrá sus compras de activos mensuales por 80 mil millones de euros al menos hasta marzo próximo.

El BCE mantuvo su tasa de depósitos en -0.4 por ciento, cobrando a los bancos por dejar su dinero a un día, y dejó también sin cambios la principal tasa de refinanciación, que determina el costo del crédito en la economía, sin cambios en 0.00 por ciento.

También mantuvo a marzo como la fecha final para sus compras de activos, con la salvedad de que el esquema podría extenderse si no repunta la inflación.

Si bien algunos esperaban una extensión de seis meses el jueves, la decisión estaba totalmente descontada por los mercados para fin de año.

Además dejó intactos los parámetros clave de su programa de compras de activos de 1.74 billones de euros (1.95 billones de dólares), mientras busca revivir el crecimiento y la inflación.


La decisión de dejar las tasas inalteradas era esperada por casi todos los 70 analistas consultados por Reuters. Pero una minoría considerable también previó una extensión de las compras de activos, que según el programa actual, se desactivarán en marzo próximo.

Con las tasas profundamente en territorio negativo y una impresión de dinero a ritmo máximo, el BCE espera revivir la inflación y el crecimiento en una región debilitada por casi una década de problemas económicos y crisis.

Pero sus medidas no convencionales, no probadas anteriormente y en varias ocasiones polémicas, siguen siendo vistas como insuficientes.

Por eso se espera ampliamente que el BCE ofrezca aún más estímulo antes de fin de año, ya que los gobiernos por años han fracasado en hacer su parte para levantar el ritmo de expansión de la actividad.

Reiterando su habitual orientación a futuro, el BCE agregó que las tasas continuarían en sus niveles actuales por un período extendido o bajarían, una posición que busca asegurar a los inversores de que cualquier reversión de las tasas está a años de distancia.

Tras el anuncio de tasas del BCE, los mercados se centraban en la conferencia de prensa que dará a las 1230 GMT el presidente de la entidad, Mario Draghi, en la que revelará nuevas proyecciones para el PIB y la inflación.

>