Mercados

Banco de Inglaterra recorta tasas de interés por primera vez en 7 años

El Banco de Inglaterra recortó su tasa referencial de financiamiento a un mínimo histórico de 0.25 por ciento, desde 0.50 por ciento, en línea con las expectativas del mercado.
Reuters
04 agosto 2016 7:19 Última actualización 04 agosto 2016 8:32
banco de inglaterra

(Bloomberg)

LONDRES.- El Banco de Inglaterra recortó sus tasas de interés este jueves por primera vez desde el 2009 y anunció que comprará 60 mil millones de libras esterlinas en deuda del Gobierno para reducir el impacto de la decisión de los votantes británicos de abandonar la Unión Europea.

El banco central dijo que espera que la economía se estanque durante el resto del 2016 y que registre un débil crecimiento económico durante el próximo año.

El organismo recortó su tasa referencial de financiamiento a un mínimo histórico de 0.25 por ciento, desde 0.50 por ciento, en línea con las expectativas del mercado.

El Banco de Inglaterra (BoE) también lanzó dos nuevos esquemas: uno para adquirir 10 mil millones de libras en bonos corporativos con grado de inversión y otro -que podría alcanzar las 100 mil  millones de libras- para garantizar que los bancos sigan ofreciendo créditos luego de aplicar el recorte de tasas de interés.

La entidad subió además el objetivo global del programa de compras de bonos públicos a 435 mil millones de libras desde los 375 mil millones alcanzados a finales de 2012.

1
PANORAMA ECONÓMICO

 

BOE

La libra esterlina retrocedió uno por ciento contra el dólar tras el anuncio, mientras que los rendimientos de los bonos del Gobierno británico cayeron a mínimos históricos y el principal índice bursátil de Londres ganaba uno por ciento.

La mayoría de los miembros de la Comisión de Política Monetaria (MPC) del BoE además esperan recortar nuevamente este año la tasa referencial a "cerca, pero apenas por encima de cero", si la economía arroja un desempeño más débil de lo previsto.

"Tras la decisión de Reino Unido de dejar la UE, el tipo de cambio ha bajado y el panorama para el crecimiento en el corto a mediano plazo se ha debilitado marcadamente", dijo el banco central en su reporte trimestral sobre inflación.

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, dijo que el organismo tomó medidas porque el panorama económico había cambiado severamente después del referendo sobre el Brexit.

"Al actuar de manera anticipada y exhaustiva, el MPC puede reducir la incertidumbre, alentar la confianza, detener la desaceleración y respaldar los ajustes necesarios en la economía británica", dijo en rueda de prensa.

"El banco continúa preparado para tomar cualquier medida que sea necesaria para lograr sus objetivos de estabilidad monetaria y financiera mientras el Reino Unido se ajusta a esta nueva realidad y avanza hacia nuevas oportunidades, fuera de la UE", agregó Carney.

NO TODAS LAS MEDIDAS FUERON UNÁNIMES

El ministro de Finanzas, Philip Hammond, se mostró satisfecho con el recorte de tasas y dijo que el Gobierno y el banco central contaban "con todas las herramientas necesarias para apoyar la economía al comienzo de este nuevo capítulo".

Las autoridades del MPC no estuvieron completamente de acuerdo sobre cómo responder a los efectos del "Brexit". El recorte de la tasa de interés referencial y la medida que busca apuntalar a los bancos para que traspasen los beneficios a los consumidores - conocida como Esquema de Financiamiento Periódico (TFS) - obtuvieron respaldo unánime.

Pero tres miembros del panel (Kristin Forbes, Ian McCafferty y Martin Weale) se opusieron a la decisión - aprobada finalmente - de elevar el límite de las compras de bonos del Gobierno a un monto total de 435 mil millones de libras esterlinas, desde los 375 mil millones de libras esterlinas que alcanzó a fines de 2012.

Forbes también se opuso a las compras de deuda corporativa, una medida que tomó el BoE por breve periodo tras la crisis financiera, pero que ofrece más beneficios al mercado financiero que al crecimiento económico en sí mismo.