Mercados

Al mejor pronosticador del peso mexicano no le interesa mucho México

El mejor pronosticador del peso mexicano es un economista de 36 años de Varsovia que dice que apenas presta atención a lo que sucede en el país.
Bloomberg
18 noviembre 2015 20:49 Última actualización 19 noviembre 2015 5:0
peso

(Bloomberg)

La clave para predecir correctamente los movimientos de la moneda de mercados emergentes más negociada es centrarse en la confianza mundial en los países en desarrollo y las perspectivas de la política monetaria de los Estados Unidos, Europa y Japón, según Przemyslaw Kwiecien, economista jefe de X-Trade Brokers, una firma de trece años de antigüedad que da servicios a operadores de divisas poco experimentados.

“Miramos el entorno mundial, especialmente el de las monedas de mercados emergentes que muy a menudo se ven afectados por factores externos”, declaró en entrevista Kwiecien, que trabajó como asesor del Ministerio de Finanzas de Polonia antes de ingresar a X-Trade en 2007. “Así es como trato de canalizar toda la información macroeconómica que recibimos cada día, a través del pensamiento de los funcionarios de los bancos centrales”.

Kwiecien fue el pronosticador del peso más certero en el tercer trimestre, cuando la moneda mexicana cayó 7 por ciento y tocó el nivel más bajo desde su introducción en 1993 en medio de especulación de que el aumento de las tasas de interés estadounidenses desalentaría la inversión, tal como la caída de los precios del petróleo le restó ganancias a uno de sus principales productos de exportación.

Si bien es un actor de reducidas dimensiones en el mercado mundial de divisas de 5 billones de dólares, X-Trade adquirió algo de fama este año cuando sus ejecutivos predijeron correctamente que las autoridades suizas permitirían que el franco aumentara de valor frente al euro, llevando a la casa de bolsa a exigir garantías más grandes por las apuestas de sus clientes y evitando así las pérdidas que sufrieron firmas más grandes como Citigroup Inc. y FXCM Inc.X-Trade prevé que el peso terminará el año con pocos cambios respecto de los niveles actuales, en unos 16.76 por dólar, en consonancia con la mediana de estimaciones de los analistas que participaron en una encuesta de Bloomberg.

Kwiecien se diferencia en su pronóstico para 2016, cuando prevé que el peso descenderá 1.7 por ciento para terminar el año en 17.03, mientras que la mediana de estimaciones apunta a un alza de 2.7 por ciento a 16.3 por dólar.

“A menos que veamos un deterioro en los datos de los Estados Unidos, creo que la Fed aumentará las tasas con un ritmo más frecuente” el año que viene, opinó Kwiecien. “Es muy probable que, a causa de esto, veamos al dólar subir aún más el año que viene”