Mercados

Wall Street también se protege de Trump

El índice Standard & Poor's 500 registró ayer un rally negativo de siete días, una extensión que no se veía en al menos 5 años.
Abraham González
Wall Street, 24 de agosto de 2015. (Reuters)

Wall Street, 24 de agosto de 2015. (Reuters)

Ante la incertidumbre sobre el resultado de las elecciones en Estados Unidos, los inversionistas ya toman sus precauciones en las bolsas de Nueva York.

Ayer, los índices bursátiles S&P 500 y Nasdaq registraron su séptima caída consecutiva, mientras que el promedio industrial Dow Jones ligó su quinto descenso, bajo un escenario en el que la diferencia entre Hillary Clinton y Donald Trump se ha reducido a dos por ciento en el promedio de las encuestas.

En siete sesiones, el S&P 500 perdió 2.48 por ciento y el Nasdaq 3.85 por ciento. El Dow Jones, en cinco días, bajó 1.32 por ciento. Dichos movimientos fueron acompañados, en todos los casos, de un incremento en los volúmenes de operación.

Los refugios, por ahora, han sido el oro, la plata, el yen y el franco suizo. El metal dorado se enfila de nuevo a los mil 300 dólares, mientras que la plata es el metal con el mayor repunte en la última semana. Ambos metales fueron, después del Brexit, los activos de refugio más demandados a nivel global.

En tanto, en el mercado cambiario, el yen ganó 1.85 por ciento en cuatro días, mientras que el rally del franco se extendió a siete días, para acumular un repunte de 2.12 por ciento.

“Estamos viendo una combinación entre incertidumbre y falta de motivación para hacer cualquier cosa antes de la elección”, dijo a Bloomberg Yousef Abbasi, un estratega de mercado global en Jones Trading Institutional Service, con sede en Nueva York.

“La gente está sacando activos de riesgo de sus libros, y en algunos casos optando por mantenerse al margen”.

De acuerdo con un análisis de Bespoke Investment Group publicado por Marketwatch, en la semana previa a las 22 elecciones presidenciales en Estados Unidos, desde 1928, el S&P 500 ha ganado en promedio 1.90 por ciento, mientras que ha caído 1 por ciento en la semana posterior a los comicios.

Este año la tendencia podría ser inversa, pues mientras se registra una caída previa a las elecciones, podría haber un rally alcista de bolsas y otros activos si Clinton gana la presidencia, mencionó Ezequiel Quiroz, analista técnico de ABC Global.

UNA RACHA, COMO EN ÉPOCA DE CRISIS

En los últimos 20 años, el S&P 500 había caído siete días consecutivos solo en tres ocasiones. La primera fue en 2008, tras el colapso de Lehman Brothers, mientras que las otras dos ocurrieron durante 2011, durante la crisis de deuda en Europa. Ayer, sumó una más.

Aunque la caída actual igualó en extensión a los anteriores rallies bajistas, se ha quedado corto en profundidad. Callie Bost, analista de Tabb Group destacó que en las rachas anteriores el S&P 500 había caído más de uno por ciento en al menos una sesión, sin embargo, en esta ocasión no fue así.

La peor racha en la historia del índice es de ocho pérdidas al hilo, registrada en lo más álgido de la crisis financiera de 2008. En aquella ocasión el S&P 500 comenzó a caer el lunes 29 de septiembre y vio números negativos en todas las sesiones hasta el 10 de octubre, lo que lo llevó a registrar su peor semana de todos los tiempos.

El siguiente descenso de siete días ocurrió del 25 de julio al 2 de agosto de 2011, en la cima de la crisis europea de deuda y justo antes de que S&P rebajara la calificación a la deuda soberana de Estados Unidos.
Con información de Bloomberg