Mercados

Wall Street sí cree en el ‘lado amable’ de Donald Trump

Los índices bursátiles de Estados Unidos tocaron récords ante las expectativas de un mayor crecimiento económico con las políticas que implementaría Donald Trump.
Bloomberg News
Índice Shanghai Composite

Índice Shanghai Composite. (Bloomberg)

La segunda gran sorpresa de noviembre, después del triunfo de Donald Trump, ha sido la cálida recepción que los inversionistas en Wall Street han dado al presidente electo, al grado de llevar a los cuatro principales índices bursátiles de ese país a nuevos máximos históricos.

Ayer, el promedio industrial Dow Jones ganó 0.35 por ciento, suficiente para rebasar por primera vez en su historia la barrera de los 19 mil puntos. En tanto, el índice S&P 500 y el Nasdaq ganaron 0.22 y 0.33 por ciento, con lo que también alcanzaron niveles sin precedentes. Por otra parte, el índice Rusell 2000, que agrupa a las empresas de baja capitalización, también se ubicó en un nivel récord.

Antes del 8 de noviembre, el consenso era que una victoria de Trump hundiría al mercado accionario. En lugar de ello, las acciones han subido, el dólar ha cobrado fuerza y varios economistas han incrementado sus proyecciones de crecimiento económico para 2017 y 2018. Incluso, el 15 de noviembre, una de los personajes más puntiagudos en el mundo de la inversión llegó al límite de decir algo bueno sobre la composición del “embrionario” gobierno de Trump.

“Hay una buena posibilidad que el factor de la ‘locura’ (de Trump) sea pequeño y desempeñe un papel menos importante en la conducción de los resultados que muchos habían temido”, dijo Ray Dalio, fundador de Bridgewater Associates, el mayor fondo de cobertura del mundo. “Nuestra evaluación muy preliminar es que en el frente económico las propuestas son ampliamente positivas. Las señales sugieren que muchas de las personas en consideración de este gobierno probablemente no enviarán imprudente y estúpidamente a la economía a una zanja”.

Incluso algunos de los más fervientes oponentes de Trump están dando la vuelta a la ecuación de que como presidente sería una calamidad. La semana pasada, en un artículo de opinión publicado en The New York Times, Paul Krugman, premio nobel de economía, comentó que, aunque sigue considerando su triunfo como un grave error, “no debería sorprender que la economía sí se acelere por un par de años”.

Por ahora, los inversionistas han acentuado las expectativas en lo positivo del discurso de Trump. Las acciones del sector financiero al interior del S&P 500 han ganado más de 11 por ciento desde la elección a la fecha, ante la especulación de que Trump eliminará la ley Dodd-Frank, mientras que el sector industrial repuntó 6 por ciento, a la espera del mayor gasto en infraestructura. Además, la expectativa de menores impuestos a las ganancias corporativas es también algo bien visto por el mercado para el precio de las acciones.

LA ‘OVACIÓN’ DE WALL STREET
La reacción positiva de los inversionistas al resultado de la elección podría ayudar a que Trump implemente más medidas market-friendly una vez que asuma la presidencia. Durante su campaña, aprovechó la adulación de sus fans y enfatizó las promesas que atrajeron más aplausos y más retweets. Para Trump, el aumento en el S&P 500 podría ser la ovación de pie que hace Wall Street y si es fiel a la forma querrá más aplausos del mercado de valores.

“Finalmente nos hemos movido a nuevos récords”, dijo a Bloomberg Heinz-Gerd Sonnenschein, estratega de acciones de Deustche Postbank en Bonn, Alemania. “Ahora podemos incorporar a los precios un mejor panorama: hay fuertes señales de que la economía de Estados Unidos está en forma y eso funciona bien para las ganancias de las empresas”.Promesas. Menos impuestos, como prometió Trump, son positivos para la rentabilidad de las empresas en EU y, por lo tanto, para sus acciones.