Mercados

Wall Street logra una racha positiva no vista desde hace 25 años

El optimismo en Wall Street no se detiene. Ayer, los tres principales indicadores bursátiles de Nueva York lograron récords simultáneos por quinta jornada al hilo.
Abraham González
Toro de Wall Street

Toro de Wall Street

El optimismo en Wall Street no se detiene. Ayer, los tres principales indicadores bursátiles de Nueva York, el Dow Jones, el S&P 500 y el Nasdaq, lograron récords simultáneos por quinta jornada consecutiva, algo que no ocurría desde 1992, es decir, hace 25 años, de acuerdo con datos de Bloomberg.

El plan fiscal de Trump y las declaraciones de Janet Yellen son las principales razones de dicho optimismo, de acuerdo con analistas.
“Los inversionistas extienden el rally ante la expectativa del plan fiscal de Trump, y por comentarios de Yellen que atañen a no esperar demasiado para modificar la política monetaria acomodaticia”, comentó Manuel Jiménez, director de análisis bursátil de Banorte-Ixe, en una nota enviada a clientes.

Las promesas de Donald Trump sobre un plan fiscal “fenomenal” han sido vistas en el mercado como una vía en la que las empresas agrandarían sus márgenes hacia el futuro, mientras que un alza en las tasas de la Fed daría mayores beneficios a los bancos, uno de los sectores que más ha repuntado.

Según una encuesta realizada por Bank of America Merrill Lynch a 175 administradores de fondos globales, las ganancias en las bolsas de valores provienen del optimismo macroeconómico entre los inversionistas.

“Hay un optimismo macroeconómico que está surgiendo, con 23 por ciento de los inversionistas señalando que esperan un ‘boom’ (por encima de la tendencia de crecimiento e inflación), comparado con el uno por ciento que decía esto hace un año”, señala la encuesta.

SON OPTIMISTAS, PERO BUSCAN PROTECCIÓN
A pesar de los nuevos récords en los índices bursátiles y una disminución de 14 por ciento en el índice VIX de volatilidad en lo que va del año, la incertidumbre sobre las políticas económicas en Estados Unidos, medida por el promedio móvil del US Economic Policy Uncertainity va en ascenso y se ubica en un máximo desde 2013, lo que ha abierto la puerta para un ajuste en el mercado, advierten especialistas.

Lo anterior se refleja en un aumento de 8 por ciento en el CBOE SKEW Index, un índice que sirve como un termómetro de las expectativas de una caída en el mercado accionario.

“Lo que este indicador señala es que los traders de volatilidad esperan una volatilidad más baja de la usual en el corto plazo, pero al mismo tiempo esperan que esos niveles se normalicen con una corrección a la baja del mercado”, explicó a Bloomberg TV Joe Tigay, operador de opciones de Armor Investments.

Por otro lado, el “proteccionismo”, las “tasas más altas” y “un evento financiero” son catalogadas como los catalizadores más probables de un mercado bajista en el futuro, según la encuesta de Bank of America.