Mercados

Quedan en papel cada vez más fusiones y adquisiciones

Trabas en lo referente al plano regulatorio y los riesgos políticos que se puedan generar han detenido las transacciones de las empresas, aseguran analistas.
Esteban Rojas
mercados

mercados (Shutterstock)

El auge de fusiones y adquisiciones a nivel global podría haber terminado, pues el número de ofertas que se han quedado en el papel se disparó, ya sea por resistencias propias de las empresas o por una oposición de las autoridades regulatorias.

En lo que va de 2016, el monto de propuestas pendientes, es decir, que fueron presentadas, pero todavía no se concretan, llegó a 1.63 billones de dólares, casi el triple de los 571 mil millones de dólares reportados en todo el año pasado. Es la cifra más alta en al menos 12 años, de acuerdo con datos recopilados por Bloomberg.

Por otro lado, las fusiones ya completadas en el año muestran rezago respecto a las de 2015, al totalizar operaciones por el equivalente a 1.13 billones de dólares entre enero y octubre de 2016. En el mismo lapso del año pasado, las transacciones concretadas ya sumaban 2.80 billones de dólares y cerraron el año en 3.60 billones.

“Vimos un verano con enormes trastornos políticos, desde el Brexit y polémicas campañas en Estados Unidos, hasta una desaceleración en China”, comentó Ed Bifulk, presidente de Merrill DataSite, quien presenta mensualmente un reporte de fusiones y adquisiciones.

“Estos choques, junto con un número récord de tratos frenados (como el de Pfizer y Allergan), provocaron un descenso dramático de M&A”.
Por otro lado, para Gillian Tan, economista y columnista de Bloomberg News, el menor ritmo en las fusiones y adquisiciones es sólo pasajero.
“En general, el ambiente para hacer tratos permanece robusto porque todavía hay condiciones, incluso a pesar de un mayor escrutinio de las autoridades regulatorias”, dijo.

“Un panorama competitivo está impulsando la consolidación de algunas industrias (…), mientras que para otras, M&As son el único camino para tener mejores resultados en una economía de lento crecimiento”.

El último gran anuncio fue la intención de AT&T Inc de adquirir al coloso de medios Time Warner por un valor de 107 mil 131 millones de dólares, sujeto todavía a la aprobación de los accionistas y autoridades regulatorias. Esta transacción sería la séptima más grande de los últimos 10 años, de acuerdo con datos de Bloomberg. En 2014, Twenty First Century Fox adquirió a Time Warner por un precio de 94 mil millones de dólares.

Ayer, los inversionistas en Wall Street mostraron su escepticismo sobre la adquisición, y las acciones de ambas compañías cayeron en medio de las dudas de los analistas. Los títulos de AT&T cayeron 1.68 por ciento, mientras que los de Time Warner perdieron 3.06 por ciento.

Las fusiones y adquisiciones globales tocaron fondo en 2009, al concretarse operaciones por 1.76 billones de dólares, pero, tras superar la crisis financiera global, las empresas volvieron a buscar integración vertical u horizontal, bajo condiciones de una elevada liquidez y bajo costo del dinero. Adquirir entidades en problemas o absorber competidores mejoró las perspectivas de prácticamente todos los sectores.