Mercados

¿Qué se espera para la semana del 30 de noviembre al 4 de diciembre?

La semana será clave para encontrar señales sobre la salud del mercado laboral norteamericano y su posible influencia en la decisión que tome la Reserva Federal en su reunión del próximo 16 diciembre.
Esteban Rojas
Esteban Rojas
30 noviembre 2015 8:9
Janet Yellen, presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos

Janet Yellen, presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos. (Reuters)

CIUDAD DE MÉXICO.- La semana será una de las más importantes y transcendentes para los mercados por dos razones: la primera, por la gran cantidad de información que se publicará y, la segunda, por las posibles rutas que puedan seguir algunos de los bancos centrales más importantes del mundo.

China seguirá en la mira, al publicarse el lunes por la noche importantes indicadores sobre la actividad manufacturera y de los servicios. De su comportamiento se podrá precisar si sigue o no dentro de su actual ciclo de desaceleración económica.

En los Estados Unidos será un periodo de intensa información, lo que dará dirección a los mercados en el mundo.

Lunes y martes se publicarán datos relevantes sobre la actividad inmobiliaria y manufacturera, pero el plato fuerte empezará a servirse a mediados de semana.

El miércoles se tiene programado una conferencia de la presidenta de la Fed, Janet Yellen, ante Club Económico de Washington y la presentación del informe económico, conocido como el Beige Book. En el ámbito de las cifras, empezarán a fluir las correspondientes al empleo en el sector privado.

El otro día clave será, sin lugar a dudas, el viernes cuando se publiquen los datos generales de empleo en los Estados Unidos.

La primera semana de diciembre será clave para definir el paso que dará la Fed en su reunión del 16 de diciembre.

Actualmente las negociaciones en el mercado de futuros de los fondos federales le dan una probabilidad de un 74 por ciento a que la Fed aumentara su tasa de referencia en el próximo mes.

El jueves, se espera que el Banco Central Europeo (BCE) confirme la aplicación de nuevas medidas de estímulo monetario, como puede ser una mayor tasa negativa para los depósitos e, incluso, una modificación en la compra de bonos, actualmente en 60 mil millones mensuales de euros.

En la semana es posible que se pueda concluir que los caminos de la Fed y del BCE, son diferentes, lo que puede dar lugar, entre otras cosas, a modificaciones en el tipo de cambio del euro con el dólar.

En México, al inicio de semana se publicarán las cifras sobre la actividad crediticia y las finanzas públicas.

El martes destaca los ingresos familiares por remesas, lo cuales seguirán afianzándose como una de las principales fuentes de divisas, y la publicación del resultado de la encuesta levantada por el Banco de México entre especialistas del sector privado.

Para los últimos días de la semana se conocerá importante indicadores de la confianza empresarial y del consumidor, así como de la actividad de la industria automotriz correspondiente a noviembre de este año.

Los datos para la actividad automotriz son importantes, dado la desaceleración observada en sus exportaciones en el pasado octubre.