Mercados

¿Por qué están en problemas los bancos de Europa?

Aunque los bancos se han emitido en varios países, incluido México a través de Santander, los mayores montos se encuentran en Europa.
Abraham González
El auge y declive de los bonos de los banqueros

Es sabido que la jugosa paga es lo que atrae a las personas al sector bancario. Gran parte de la remuneración ha provenido históricamente de los bonos anuales. Las ingentes sumas concedidas han estado bajo escrutinio desde la crisis económica de 2008, lo que significa que ya no son intocables en Europa.

La semana pasada, CreditSights, una firma de análisis financiero, dijo que Deutsche Bank podría enfrentar dificultades para pagar el interés de algunas deudas. Específicamente, se refirió a los bonos Contingentes Convertibles, también conocidos como CoCos.

¿QUÉ SON LOS COCOs?
Tras la crisis de 2008, los bancos fueron rescatados con recursos de los contribuyentes, por lo que los organismos reguladores internacionales establecieron nuevos niveles de capital para que los bancos no tomaran riesgos excesivos.

En preparación para ello, se crearon los CoCos, los cuales son instrumentos financieros híbridos que elevarían el capital bancario en caso de enfrentar problemas.

Esos instrumentos pagan un interés más alto, lo que los hace atractivos, sin embargo, implican un mayor riesgo para los inversionistas.

Bloomberg los ha descrito como “ una inversión de alto riesgo con una granada de mano incluida”.

¿CÓMO FUNCIONAN?
El proceso comienza con la emisión de un bono convencional, en el cual se paga un cupón periódicamente como interés. Al final de la vida del bono, el emisor paga el principal y terminan las obligaciones.

En los CoCos el interés que se paga es más alto, debido a que pueden sufrir transformaciones en caso de una contingencia, a lo que deben su nombre.

Cuando el banco no tiene suficiente efectivo, es decir, su capital cae a un nivel considerado peligroso por las regulaciones, los bancos se libran de hacer el pago del cupón, sin que esto implique caer en default.

Posteriormente, los bonos se convierten en acciones de la entidad financiera. Es decir, el inversionista que tenga el bono en su poder ya no recibirá intereses, en su lugar, será dueño de una pequeña parte del banco.

LA PREOCUPACIÓN
Aunque los bancos se han emitido en varios países, incluido México a través de Santander, los mayores montos se encuentran en Europa.

Hasta ahora, los bancos han emitido 103 mil millones de dólares en CoCos, de acuerdo con información de Bloomberg, un monto que los reguladores consideran capital del banco.

Ante los temores de impago, comenzó este año una venta masiva de estos bonos.

En lo que va de 2016, los CoCos de Deutsche Bank cayeron 22.5 por ciento, los de HSBC 14.2 por ciento, los de BBVA 17.6 por ciento y los de Santander 14.5 por ciento.

Entre los beneficiarios de estos activos se encuentran fondos de inversión de Pimco, BlackRock, Allianz, Goldman Sachs y Morgan Stanley, entre otros, según datos de Bloomberg.

“Las preocupaciones sobre estos bonos representan temores reales sobre la posibilidad de que el sistema bancario europeo se debilite y quede más vulnerable a la desaceleración económica global de lo que la gente cree”, comentó a Bloomberg Newsweek Gary Herbert, administrador de fondos en Brandywine Global Investment Management.

“Son el epicentro de las preocupaciones a nivel global y no lucen muy bien”