Mercados

Pierde GMéxico 20 mil mdp en valor
de capitalización

Descalabro. Ayer cayó 3.08% adicional a lo que había bajado en las 10 sesiones previas, después del inicio de la crisis por el derrame tóxico
Álvaro Montero
Felipe Sánchez / Efraín H.Mariano
22 agosto 2014 5:0
bolsa

bolsa

CIUDAD DE MÉXICO.- La acción de La acción de Grupo México pierde ya 20 mil 163.15 millones de pesos en valor de capitalización a partir del 7 de agosto del año en curso, cuando fue del dominio público y se comprobó que una subsidiaria del grupo derramó sustancias tóxicas a un río en Sonora.

Sólo ayer el título registró un descalabro de 3.08 por ciento, su mayor ajuste negativo en cinco meses, que al mismo tiempo supera la caída acumulada de 2.44 por ciento registrada en las 10 sesiones previas, a partir del inicio de la crisis por el derrame en cuestión.

La caída de la acción de Grupo México se profundizó por el temor de que la concesión a la mina en donde se registró el derrame pudiera ser revocada, lo que sí impactaría en los resultados del grupo minero para los meses siguientes; también, está pendiente una eventual multa de aproximadamente 40 millones de pesos.

Sin embargo, la pérdida en el valor de capitalización de la emisora no se compara en nada con la multa; en caso de que ésta proceda apenas representaría 0.2 por ciento de lo que ha perdido la acción en términos monetarios en los últimos días.

Lo anterior demuestra que siempre que una emisora bursátil enfrenta una crisis de confianza, el mayor costo lo asume en su valor frente al mercado, pues la imagen empresarial siempre es invaluable.

Grupo México es el cuarto mayor productor de cobre en el mundo; su acción en el mercado nacional registra un avance de 5.64 por ciento en el balance del año, pero es inferior a la ganancia reportada al cierre del pasado 6 de agosto, cuando subía 9 por ciento.

El miércoles, la Comisión Permanente del Congreso de la Unión solicitó al gobierno mexicano cancelar la concesión a Grupo México del Complejo Minero Buenavista, tras el derrame químico en los ríos Sonora y Bacanuchi.

Las acciones de Grupo México podrían poner a prueba el soporte de 44.75 pesos, cotización establecida el 17 de julio; en caso de perforar ese nivel se observa otro piso importante en 42.01 pesos, registrado el 27 de junio de este año.

El mal desempeño de la quinta acción de más peso en el Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores influyó en otras emisoras relacionadas con el sector. Fue el caso de Grupo Peñoles, cuya acción bajó 1.73 por ciento, golpeada también por el desplome de 1.53 por ciento en el precio internacional de la onza de oro y de 0.42 por ciento en la cotización de la plata.

El caso British Petroleum
El caso de BP Plc, antes British Petroleum, es icónico por los costos que asumió tras provocar un derrame en el Golfo de México luego del colapso de una plataforma petrolera en abril de 2010.
Fue de tal impacto el costo que se llegó a especular sobre la eventual desaparición de la compañía.

Por ejemplo, los costos de limpieza totalizaron la cantidad de 2 mil 700 millones de euros, aproximadamente 3 mil 375 millones de dólares al tipo de cambio de entonces.

Adicionalmente, la empresa fue obligada a constituir un fondo por 20 mil millones de dólares para costos futuros derivados del accidente. Tres meses después del accidente la acción de BP había perdido 40 por ciento de su valor de capitalización en el mercado de valores londinense, equivalente a 16 mil 562.5 millones de dólares.

En imagen pública BP gastó 4.37 millones de dólares sólo en julio de 2010, cifra muy superior a los 46 mil dólares gastados por el mismo concepto en igual periodo del año previo.

Todo eso, sin considerar la histórica multa de 4 mil 500 millones de dólares que le impuso el gobierno de Estados Unidos.

El golpe derivó en la venta de varios negocios estratégicos de BP.
Por supuesto, el caso de GMéxico no se parece en nada; el anterior fue un accidente de impacto global, con graves repercusiones para el planeta.

Sin embargo, sí es útil para saber hasta dónde y cómo actúan los inversionistas en los mercados de valores ante un accidente ecológico provocado por una empresa ligada a los mercados de valores. La imagen tiene un costo, muchas veces más elevado que las multas y regulaciones.