Mercados

La supercomputadora que podría sacudir al mercado mexicano

La Bolsa Mexicana de Valores se encuentra, por lo menos, una década atrás en comparación con los Estados Unidos en términos de automatización.
Alberto Alonso y Breogan, la computadora que opera con acciones (Bloomberg)

Alberto Alonso y Breogan, la computadora que opera con acciones (Bloomberg)

En un conjunto residencial de Xochimilco vive Breogan, una computadora de 350 mil dólares fabricada por Alberto Alonso para sacudir al mercado financiero mexicano.

Alonso, de 32 años de edad, creó la máquina y el software con un grupo de cerebritos, incluyendo a una entrenada física atmosférica y a un especialista en robótica. El algoritmo que usa este equipo compra y vende acciones en automático cuando identifica un negocio atractivo, todo esto con el objetivo de romper con un mercado donde el negocio continúa haciéndose por medio del teléfono en lugar de una computadora.

"México todavía no es un lugar para geeks, pero dame una oportunidad", dijo Alonso, a quien sus jeans y playera desfajada le dan más la apariencia de un recién graduado que de un operador de Wall Street.

Alonso busca transformar un mercado que va retrasado con el resto del mundo en lo que se refiere a la negociación de acciones a través de una computadora. La Bolsa Mexicana de Valores se encuentra, por lo menos, una década atrás en comparación con los Estados Unidos en términos de automatización, de acuerdo a Larry Tabb, fundador de la firma de investigación Tabb Group.

Alonso, que todavía opera su computadora en modo de prueba con un limitado número de acciones, dice que una peculiaridad en el mercado mexicano le permitirá hacer dinero con su computadora cuando esté funcionando correctamente.

Cerca de un cuarto del volumen de negociaciones locales se realizan en el SIC, con compañías que además de poder negociarse en México operan en otro país - como Apple y Facebook-, abriendo una oportunidad de arbitraje para computadoras lo suficientemente rápidas para identificar discrepancias en precios de acciones denominadas en pesos y dólares.

Las operaciones se vuelven aún más atractivas en momentos de alta volatilidad en los tipos de cambio, de acuerdo a Alfredo Guillén, jefe de operaciones de mercados en la Bolsa de Valores de México.

El uso de esta computadora tendrá un impacto significativo en el mercado, afirma Irving Cortés, un colaborador de Alonso dentro de CM Derivados.

La innovación en este caso es Breogan. Una máquina que -explica Alonso- es como tener a 500 personas observando al mismo tiempo el mercado mexicano por oportunidades de arbitraje.