Mercados

En vilo, la rentabilidad corporativa en mercados emergentes

Analistas consideran que en caso de que sus promesas de campaña se hagan realidad, los aranceles para las mercancías hechas en esta clase de economías, como la mexicana, perjudicarían la rentabilidad corporativa.
Clara Zepeda
Coordenadas: Activos en los mercados emergentes fortalecen a las divisas

Enrique Quintana, director general editorial de El Financiero, realizó un análisis de la paridad del peso con el dólar.

Las posturas que tome la nueva administración de Donald Trump en lo referente al comercio internacional y los aranceles para las mercancías hechas en economías emergentes pondrían en vilo la rentabilidad corporativa en las bolsas de valores, advierten analistas.

Y es que la victoria del republicano Donald Trump para ocupar la presidencia de Estados Unidos destacó los riesgos potenciales para la región emergente ante una retórica antiglobalización. Por ello, analistas consideraron que en caso de que sus promesas de campaña se hagan realidad, los aranceles para las mercancías hechas en esta clase de economías, como la mexicana, perjudicarían la rentabilidad corporativa.

Un dólar que se encarezca frente a una canasta de monedas emergentes (y desarrolladas) impactaría negativamente en las acciones de estos mercados. Probablemente, volverá a poner en el radar de los inversionistas las cuentas corrientes deficitarias de estos países.

De acuerdo con Javier Amador, analista económico de BBVA Research, aún en el caso en que Trump no haga cambios significativos al TLCAN, el crecimiento en 2017 sería menor al que habían anticipado, de ahí que las rentabilidades se deterioran.

Explicó que la incertidumbre significaría una menor inversión, y, por tanto, un menor ritmo de creación de empleo.

Además, añadió, un peso más depreciado provocaría mayor inflación al aumentar el ritmo de pass-through por la imposibilidad de seguir absorbiendo el choque con menores márgenes (esto aún en el caso de que no se presenten efectos de segundo orden, que es lo que prevén).

“En caso de que Trump mantenga sus promesas de campaña, el crecimiento se vería todavía más afectado y sería muy probable observar una recesión. Pero ello sería lo menos grave. Lo más preocupante sería que el modelo de crecimiento de México -basado fundamentalmente en exportar mercancías a EU- se vería afectado, lo cual resultaría en una reducción de la tasa de crecimiento potencial”, aseveró Amador.

Por su parte, José María Flores, analista de Ve por Más, la victoria de Donald Trump ha impactado el mercado accionario mexicano y de manera más pronunciada en el sector automotriz (autopartes).

“Lo anterior ante la incertidumbre respecto de las posibles modificaciones al TLC (Tratado de Libre Comercio) luego de que Trump lo calificara como un acuerdo que pone en desventaja a EU frente a México, señalando que buscaría mejorar las condiciones con aranceles a la importación de vehículos (desde México) o de lo contrario EU saldría del acuerdo”, describió Flores.

Rogerio Araujo, analista de UBS, prevé, por ejemplo, que el tráfico de pasajeros para las emisoras de aeropuertos mexicanos caerá en 2017, como consecuencia del resultado de las elecciones en Estados Unidos.

“Para seguir generando un fuerte crecimiento de utilidades que justifique los múltiplos actuales, los aeropuertos mexicanos deberán seguir creciendo en los ingresos comerciales. Si bien estamos seguros de que los ingresos comerciales de Asur se expandirán significativamente entre 2016 y 2018, impulsados principalmente por la expansión de la T3 de Cancún y la inauguración de T4, pensamos que Gap y Oma se retrasarán”, prevé Araujo.