Mercados

En estos activos hay riesgo de que crezcan ‘burbujas’

Analistas afirman que las bajas tasas de interés en Estados Unidos y Europa favorecen una toma excesiva de riesgos.
Clara Zepeda
Índice FTSE de Inglaterra

Índice FTSE de Inglaterra. (Bloomberg)

Los títulos accionarios y los bonos de países industrializados son los activos en los que se percibe la mayor toma de riesgos por parte de los inversionistas y en los que podrían estar gestándose burbujas, en medio de un prolongado periodo de políticas monetarias acomodaticias que inundan de liquidez a los mercados financieros internacionales, aseguran analistas.

“Los inversionistas son casi obligados a subirse a ellos (bonos y acciones) cuando en las débiles condiciones económicas globales que existen resulta muy arriesgado tomar dinero prestado e invertirlo productivamente. Así que no les quedan muchas opciones y se van a la especulación en dichos mercados, que así se siguen inflando en burbuja”, explicó Guillermo Barba, analista independiente de la Nueva Escuela Austriaca de Economía.

Por otra parte, Montserrat Antón, gerente de Análisis Bursátil de Invex, describió que la incertidumbre que se mantiene en los mercados a nivel global ha llevado a los inversionistas a mantener posiciones en los mercados accionarios.

“La escasez de rendimientos promueve las posiciones en bolsa y justifica las valuaciones elevadas, algo que también se observó en activos de mercados emergentes durante el mes pasado”, relató la especialista de Invex.

Al respecto, el Instituto Internacional de Finanzas (IIF) alertó recientemente sobre la vulnerabilidad en ese mercado. “Las posiciones largas en acciones pueden ser particularmente vulnerables dada la alta expectativa en tasas bajas sostenidas”, sostuvo el organismo en un análisis.

De 2009 a la fecha, los índices MSCI All Country World y Emerging Markets, que representan a los mercados accionarios mundiales y emergentes, registran ganancias del orden de 85.03 y 69.42 por ciento. En tanto, desde 2012, el MSCI Developed se anota un alza de 52.14 por ciento. Todo ello en medio de bajas tasas de crecimiento, altos niveles de endeudamiento y con gran liquidez.

“El argumento más importante para que la Reserva Federal (Fed) decida actuar en septiembre tiene que ver con los riesgos de mantener las tasas de interés demasiado bajas durante demasiado tiempo”, precisó Arturo Espinosa, director de Renta Variable de Santander.

El especialista añadió que lo anterior tiene que ver con la posibilidad de una toma excesiva de riesgos por parte de los participantes en los mercados y con el riesgo de la formación de burbujas de activos.

“Hay que tener presente que los funcionarios de la Fed se encaminan a la reunión del 21 de septiembre con una fuerte división al interior del Comité de Mercado Abierto (FOMC, por su sigla en inglés) en torno al momento adecuado para elevar la tasa de interés”, explicó.
}
Espinosa también señaló que la Fed estaì tratando de evitar un “sell-off” en los mercados financieros, sobre todo después de que la búsqueda de rendimiento por parte de los participantes de los mercados ha elevado la valuación de todos los activos y en algunos casos se ha traducido en una excesiva toma de riesgos.