Mercados

Empleo en EU y Banxico, en la mira de mercados

Los datos del mercado laboral norteamericano darán, en buena parte, dirección a los mercados a nivel global. En México, existe expectativa por ver si Banxico modificará su pronóstico de crecimiento económico.
Esteban Rojas
Esteban Rojas
26 agosto 2016 10:49
Agustin Cartens, gobernador del Banco de México. (Eladio Ortíz)

Agustin Cartens, gobernador del Banco de México. (Eladio Ortíz)

1. Las cifras del mercado laboral norteamericano correspondientes a agosto de este año, en esta ocasión, adquieren una especial relevancia, dado que serán las últimas que se publiquen antes de la reunión de la Reserva Federal programada para el próximo 21 de septiembre. De esta manera, se contará con un referente que señale que tan cerca se está de un nuevo aumento en el costo del dinero.

2. En Estados Unidos, también será importante poner atención a las cifras de la activada manufacturera, gastos en construcción y al saldo de la balanza comercial, con el propósito de evaluar el estado de ‘salud’ de la recuperación económica.

3. En Europa, destaca la publicación de indicadores relacionados con la confianza del consumidor y el desempeño del sector manufacturero. La evolución de estas cifras, es probable que sigan apuntando a la necesidad de aplicar nuevos apoyos de tipo monetario.

4. En Japón, se dará a conocer la evolución del sector de la producción industrial, en donde es posible que persista un anémico comportamiento, respondiendo al fortalecimiento del yen en los últimos meses.

5. El Banco de México estará en el centro de la atención. En primero, debido a que existe la posibilidad de que en su actualización de sus proyecciones económicas, pueda volver a bajar la correspondiente al PIB. En segundo, por la publicación de los resultados de su encuesta levantada entre especialistas del sector privado.

6. En México, es importante conocer las cifras relacionadas con la activada crediticia y de las finanzas públicas. Particularmente, habrá que estar atentos a ver si pierde fuerza el financiamiento de la banca al sector privado, sobre todo debido a la fuerte expansión que se ha dado, dentro de un contexto de pérdida de dinamismo en la actividad económica.

En lo referente las finanzas públicas, habría que poner atención a los nuevos indicadores relacionados con los requerimientos financieros.