Mercados

El “efecto Draghi” impacta en los mercados de valores

Decepción. Europa fue la zona más afectada con desplomes de
hasta 3.92 por ciento en el caso de la bolsa italiana, seguida de Portugal y España con 3.23 y 3.12 por ciento, respectivamente.
Felipe Sánchez
Efraín H. Mariano/ Felipe Sánchez
03 octubre 2014 5:0
[La bolsa de Hong Kong perdió 0.26 por ciento. / Archivo] 

[La bolsa de Hong Kong perdió 0.26 por ciento. / Archivo]

CIUDAD DE MÉXICO.- El principal revulsivo de los mercados durante la jornada del jueves fue el anuncio de política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) y las declaraciones de su presidente, Mario Draghi.

Sin embargo, en esta ocasión lo que movió a los mercados no fue lo que dijo, sino lo que le faltó decir.

Los inversionistas y los mercados en general querían saber a cuánto ascendería el monto de las compras de bonos privados que tiene planeado el BCE, mismas que anunció previamente.

También, estaban a la espera de que se anunciara la fecha exacta del inicio del esquema.

La respuesta fue que sería de un billón de euros y que las operaciones empezarían en la segunda quincena de este mes; sin embargo, la noticia no generó mucho entusiasmo entre los participantes.

Además, ante las estadísticas recientes de la economía en Asia y en Europa, de suyo débiles, no se descartaba algún programa de compra de bonos gubernamentales, al estilo del QE que aplica todavía la Fed en Estados Unidos, pero tampoco hubo nada.

La respuesta de los mercados fue de decepción, las bolsas europeas en especial tuvieron una de sus peores sesiones del año.

Por mencionar algunos de los desplomes del día en el viejo continente: la bolsa italiana cayó 3.92 por ciento, los valores en Portugal bajaron 3.23 por ciento, mientras que en España el ajuste negativo fue de 3.12 por ciento.

En Francia las pérdidas bursátiles fueron de 2.81 por ciento, en Alemania de 1.99 por ciento y en Londres la bolsa cayó 1.69 por ciento.

Entre los grandes valores de la bolsa española, las acciones de Santander y BBVA cayeron 3.92 y 3.61 por ciento, respectivamente, mientras que la petrolera Repsol bajó 2.73 por ciento y Telefónica 1.7 por ciento.

Con las medidas no convencionales, el BCE pretende ampliar su balance en un billón de euros, mientras las tasas de interés continuarán en el mínimo histórico de 0.05 por ciento.

Sin embargo, los mercados consideran que estas medidas son insuficientes en el mediano plazo para alejar el fantasma de la deflación, y vitaminar a la debilitada economía del bloque.

Una historia diferente
La historia fue diferente en los mercados bursátiles estadounidenses.
Por principio de cuentas en la mañana se publicó el indicador semanal de las solicitudes de seguro por desempleo, el cual resultó mejor de lo esperado.

Se registró una una reducción en las solicitudes de seguro por desempleo al pasar de 295 mil a 287 mil, lectura claramente menor a los cálculos previos de 297 mil.

Un buen dato que fue visto en función de las cifras del empleo que se publican este viernes.

Los saldos de los principales índices no fueron todos positivos, pero
concluyeron la jornada alejados de sus niveles mínimos del día.

En la NYSE el promedio Dow Jones apenas disminuyó 0.02 por ciento, a 16 mil 801.05 puntos, mientras que de acuerdo con el promedio S&P 500 no hubo cambios en términos porcentuales (0.00 por ciento), al terminar en mil 946.17 unidades.

En la bolsa Nasdaq, en cambio, el saldo fue positivo con 0.18 por ciento, a 4 mil 430.19 puntos.

Contagio negativo en México

Por supuesto, México no fue ajeno a la turbulencia internacional. El índice de precios de la plaza mexicana concluyó con un declive moderado de 0.25 por ciento, en 44 mil 254.43 unidades.

El volumen negociado fue de 339.2 millones de acciones y 161 mil 80 operaciones.

En su nivel más bajo del día la bolsa reportaba una contracción de 0.95 por ciento, desde donde se recuperó parcialmente.
Toman utilidades en el dólar

En concordancia con lo anterior, es decir, una lectura menos dovish de la presentación del BCE y un indicador económico fuerte en Estados Unidos, el euro reportó un incremento de 0.36 por ciento con respecto al dólar.

Asimismo, el yen se recuperó y avanzó 0.43 por ciento frente al mismo billete verde.

En tanto, los bonos del Tesoro a plazo de 10 años incrementaron su rendimiento en 3.5 puntos base, a 2.438 por ciento.