Mercados

Acciones de Google
suben por “efecto Porat”

Los cazatalentos de la firma de tecnología, Google, encontraron en Ruth Porat la opción perfecta para encabezar el departamento de finanzas de su mega empresa.
Efraín Hilario
Efraín H. Mariano
25 marzo 2015 5:10
Logo de Google

Logo de Google. (Bloomberg/Archivo)

Los buscadores de Google encontraron en Ruth Porat la opción perfecta para encabezar su departamento de finanzas.

La actual presidenta financiera de Morgan Stanley, una de las principales referencias del sector en el mercado de Nueva York, abandonará su cargo para ocupar el mismo puesto a partir de mayo en Google.

Los accionistas de Google recibieron con agrado la noticia de sumar a sus filas a una de las ejecutivas financieras más reconocidas de Wall Street, y llevaron a los títulos del mayor buscador online del mundo cerca de sus máximos históricos.

Los títulos de Google (GOOGL) se dispararon a un máximo intradía de 581 dólares, alcanzando su mejor cotización desde el 24 de septiembre pasado y ubicándose a sólo 4.75 por ciento de su máximo histórico de 610 dólares, establecido a finales de febrero de 2014.

Al final de la sesión, los valores de la firma se detuvieron en 577.54 dólares, con una ganancia de 2.15 por ciento y ampliando su utilidad a 8.8 por ciento en lo que va del año.

Desde el punto de vista técnico, su resistencia en el corto plazo se ubica en 581.43 dólares, que en caso de superar pondría a prueba la referencia de 605.40 dólares, antes de intentar alcanzar su máximo histórico.

Es importante señalar que Porat dirigió los equipos de Morgan Stanley durante la crisis financiera de 2007, mismos que asesoraron al Departamento del Tesoro de Estados Unidos sobre los casos Fannie Mae y Freddie Mac.

También asesoró a la Reserva Federal de Nueva York sobre el derrumbe de American International Group (AIG).

La ex alumna de la Universidad de Stanford, quien trabaja en Morgan Stanley desde 1987 y ha sido la principal responsable de estabilizar al banco de inversión que casi desaparece en 2008, desechó la posibilidad de ser candidata a la vicesecretaría del Tesoro de Estados Unidos.