Mercados

Bolsas globales pierden 1.1 bdd por temor a la Fed

En este contexto, el índice Vix que mide la volatilidad se disparó 40 por ciento, situación que no se presentaba desde el referéndum del Brexit.
Abraham González
El índice Shanghái se desploma  a mínimo de ocho años. (Reuters)

El índice Shanghái se desploma a mínimo de ocho años. (Reuters)

Las bolsas globales tuvieron su peor día desde el voto a favor de la salida de Reino Unido de la Unión Europea
La incertidumbre sobre los siguientes pasos de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) está de vuelta.

Durante la última sesión de la semana pasada, el valor de capitalización de las bolsas globales cayó 1.65 por ciento, equivalente a 1.1 billones de dólares, tras registrar su peor jornada desde el referéndum sobre el Brexit a finales de junio.

La ola vendedora en los mercados accionarios comenzó luego que el presidente de la Fed de Boston, Eric Rosengren, avanzó con más firmeza en el bando de los optimistas (“hawkish”) entre los funcionarios a cargo de la política, advirtiendo que esperar demasiado para aumentar las tasas de interés corre el riesgo de recalentar la economía y podría poner en peligro la estabilidad financiera.

Los comentarios del funcionario tuvieron un mayor efecto en los mercados bursátiles de países desarrollados, pues, medidos por el MSCI World Index, registraron una caída de 2.09 por ciento. En tanto, las bolsas de países emergentes tuvieron una caída de 1.94 por ciento.

Desde el voto a favor del Brexit hasta el jueves pasado, las bolsas globales del MSCI All Country World Index habían registrado un rally positivo que acumuló ganancias por 11.75 por ciento, impulsado por la búsqueda de mejores rendimientos por parte de los inversionistas ante un escenario de tasas bajas por parte de los bancos centrales.

Sin embargo, según especialistas, los flujos de capital hacia las acciones también aumentó la vulnerabilidad de ese mercado a un cambio repentino en la política monetaria, principalmente de la Reserva Federal estadounidense.

“Las posiciones largas en acciones pueden ser particularmente vulnerables dada la expectativa en tasas bajas sostenidas”, comentó en un análisis el Insitituto Internacional de Finanzas.

Bajo ese contexto, la volatilidad de los mercados en Estados Unidos, medido por el índice VIX, tuvo un repunte de casi 40 por ciento, tras ubicarse en 17.50 unidades el viernes, frente a las 12.51 del jueves.
En tanto, en México, el Índice de Precios y Cotizaciones se aleja cada vez más de los niveles máximos que tocó a mediados de agosto, luego de perder 2.02 por ciento en la última sesión.

El principal indicador del mercado mexicano descendió 958 puntos y se ubicó en 46 mil 459.17 unidades, un movimiento con el que cruzó a la baja su promedio móvil de 50 días, sobre el que había estado en los últimos dos meses.

El balance de emisoras tuvo un fuerte sesgo bajista, pues de las 35 emisoras de la muestra, 34 registraron pérdidas y sólo hubo una ganadora.

FECHA CLAVE

Los funcionarios de la Fed se reunirán en Washington los días 20 y 21 de septiembre para analizar si suben las tasas por primera vez desde un aumento de diciembre. Los informes sólidos relativos al empleo en los últimos meses, sumados a aumentos salariales modestos, han sido clave para aumentar la probabilidad de un alza de tasas este año.

Rosengren dijo que los informes sólidos sobre el empleo se complementaron con los aumentos en las remuneraciones.

“La política monetaria ha sido una herramienta precisa, capaz de guiar suavemente la economía de nuevo hacia el pleno empleo en períodos en los que excedimos el pleno empleo sostenible”, dijo.