Mercados

Apetito por emergentes, en máximo desde 2014

La búsqueda de rendimiento ante las tasas bajas o negativas de bancos centrales es el principal factor que apoya a los emergentes, señaló el IIF.
Abraham González
mercados

mercados (Shutterstock)

Los flujos de capitales dirigidos hacia activos de países emergentes totalizaron 64 mil millones de dólares durante el tercer trimestre del año, la mayor entrada de recursos desde 2014, de acuerdo con cifras del Instituto Internacional de Finanzas (IIF).

Con dicho incremento, según el organismo, las posiciones tanto en deuda como en acciones de países emergentes ocupan el 12 por ciento del total de los portafolios de los inversionistas internacionales, la cifra más alta en más de un año.

“Una razón que explica este aumento son las políticas acomodaticias sin precedentes de bancos centrales desarrollados, lo cual dirige los flujos hacia países emergentes debido a que los inversionistas no ven otra opción”, señaló en un nuevo informe el equipo de análisis del IIF dirigido por Emre Tiftik.

Por tipo de activos, el mercado accionario de países emergentes sumó entradas de capital por 37 mil 200 millones de dólares en el trimestre, en tanto que al mercado de deuda ingresaron 26 mil 800 millones de dólares.

Solo en septiembre, la mayor captación de recursos se registró en Asia y América Latina, en donde la entrada de capitales totalizó 12.5 mil millones y 9.1 mil millones de dólares respectivamente. En tanto, los países emergentes de Europa y de la región de África y Medio Oriente recibieron flujos de entrada por 3 mil 500 millones y 300 millones de dólares, en cada caso.

“La persistente búsqueda de rendimientos de cara a las bajas o negativas tasas de interés en mercados maduros, una mayor debilidad del dólar y signos de mejora en las perspectivas de crecimiento de países emergentes han contribuido a esta reanimación”, destaca el informe.

El índice bursátil MSCI Emerging Markets Index finalizó el tercer trimestre con una ganancia de 8.32 por ciento, casi el doble del 4.39 por ciento observado en las bolsas de países desarrollados.

DOMINA LA CAUTELA
A pesar de un cierre de trimestre positivo en los mercados emergentes, los inversionistas globales han actuado con cautela, en donde guardar efectivo ha sido una estrategia generalizada.

Según la encuesta mensual global de Bank of America Merrill Lynch, los administradores de fondos mantienen posiciones en efectivo por 5.5 por ciento de sus activos, una diferencia marginal respecto al 5.8 por ciento registrado antes del voto a favor del Brexit.

En el sondeo, las dos razones más votadas para guardar efectivo fueron “una visión bajista de los mercados”, con 42 por ciento de las respuestas, y la “preferencia del efectivo sobre equivalentes de bajo rendimiento”, con 20 por ciento.

Además, un 54 por ciento de los manejadores de fondos asegura que la renta variable y los bonos están sobrevaluados.

Bajo este contexto, el IIF prevé que las posiciones cautelosas a nivel internacional dejan espacio para una apreciación en los activos de mercados emergentes.

“Tanta cautela entre los inversionistas sugieren que hay espacio para un incremento en el apetito por el riesgo, si las circunstancias lo permiten”, explicó el informe.

“Un camino moderado para el alza de tasas en Estados Unidos, unido a algunas señales de mayor crecimiento económico en mercados emergentes y en Europa en las últimas semana, son un buen telón de fondo para las acciones”.

Además, aunque hay escepticismo sobre el acuerdo para limitar la producción de petróleo de los países miembros de la OPEP, se prevé que los precios del energético mantengan un paso firme en los siguientes meses, lo que a su vez favorecería el panorama de inflación en diversas economías.

“Un escenario de estabilidad en la inflación también es visto como una señal amigable para las acciones”, concluyó el IIF.