Mercados

El mercado mexicano vuelve a ser 'guapo' para los extranjeros

Los inversores foráneos están comprando títulos mexicanos al ritmo más veloz en tres años, animados por los máximos históricos que ha alcanzado el mercado mexicano.
bmv

(Bloomberg)

Los extranjeros están comprando acciones mexicanas al ritmo más veloz en tres años, apostando a que el alza que llevó al Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de México a un récord la semana pasada aún tiene espacio para subir más.

Los inversionistas destinaron 311.3 millones de dólares al fondo cotizado en bolsa iShares MSCI Mexico Capped ETF en lo que va de agosto, lo cual coloca al mayor fondo accionario cotizado en bolsa del país rumbo a recibir la mayor cantidad de inversiones desde abril de 2013. 

El IPC ha subido 6.6 por ciento en términos de dólares este mes, lo cual podría convertirse en su mejor resultado desde marzo.

Las acciones mexicanas parecen atractivas de nuevo, luego de tres años en los que el IPC apenas se movió, al tiempo que los indicadores económicos muestran una mayor demanda de los consumidores y un crecimiento en las remesas de Estados Unidos y después de que los encargados de la política monetaria intensificaron sus esfuerzos para apuntalar al peso.

De acuerdo con datos recopilados por Bloomberg, alrededor del 60 por ciento de las empresas que reportaron sus ganancias del segundo trimestre superaron las estimaciones de los analistas sobre ventas e ingresos netos.


"La aguja apunta en una dirección positiva," dijo Greg Lesko, administrador de capitales en Deltec en Nueva York que ayuda a supervisar activos por 750 millones de dólares, incluyendo acciones mexicanas. “México se ha rezagado con respecto a algunos de los otros mercados y los fundamentos son fuertes".

El mercado bursátil mexicano también se vio impulsado porque encuestas de este mes mostraron que Donald Trump ha perdido popularidad antes de las elecciones presidenciales en Estados Unidos en noviembre, de acuerdo con Lesko.

Trump ha propuesto confiscar las remesas, aumentar las deportaciones, construir un muro a lo largo de la frontera y retirarse del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, en virtud del cual México septuplicó sus exportaciones.

El interés en corto en el ETF mexicano - indicativo de apuestas a una caída – ha bajado casi 50 por ciento en el último mes a 22 por ciento de las acciones en circulación.

Para Will Pruett, administrador de capitales en Fidelity Management & Research que supervisa acciones latinoamericanas por 586 millones de dólares, el alza ha reducido el número de acciones mexicanas que parecen atractivas en términos de valoración.

El IPC se negocia en 19.3 veces su razón de precio-ganancias a 12 meses, 11 por ciento por encima del promedio de los últimos cinco años. Aun así, se encuentra al precio más bajo en comparación con Brasil desde abril.

Por el momento Pruett está evitando las acciones mexicanas de productos de consumo masivo y minoristas, pero encuentra algunas oportunidades entre las empresas financieras y algunas industriales, como las de infraestructura y autopartes, que están vinculadas a una economía estadounidense más fuerte. Se negó a especificar qué acciones incluye su cartera.

Lesko, por su parte, dijo que le gustan los fideicomisos de inversión y bienes raíces conocidos como Fibras, que pagan atractivos rendimientos.

"Me gusta mucho México", dijo Pruett de Fidelity. "Lo negativo es que las valoraciones son muy altas".

>