Mas

Programa de alivio cuantitativo está funcionando:
Jazbec del BCE

Bostjan Jazbec, miembro del Consejo del BCE en Eslovenia, aseguró que el programa alivio cuantitativo es clave y en este momento no existe la necesidad de cambiarle nada. Se espera que el Consejo mantenga las tasas en los mínimos históricos y continúe con la compra de 60,000 millones de euros de bonos.
Agencias
01 octubre 2015 10:27 Última actualización 01 octubre 2015 10:37
BCE

(Bloomberg)

bCELIUBLIANA, ESLOVENIA.- A 21 días de celebrarse la reunión de política monetaria del Banco Central Europeo (BCE), Bostjan Jazbec, miembro del Consejo de Gobierno del banco, aseguró que el programa de impresión de dinero está funcionando y no hay necesidad de modificarlo ahora.

"El marco de trabajo del alivio cuantitativo es la clave y ese marco sigue funcionando y funcionará hasta que tengamos datos mejores y más detallados que apunten hacia un posible cambio en las operaciones", dijo Jazbec, que encabeza el banco central de Eslovenia.

"En este momento, no existe la necesidad de cambiar nada", dijo el funcionario a medios, durante una conferencia bancaria.
Jazbec agregó que las políticas fiscales y de inversión de los Gobiernos nacionales debían ser complementarias al alivio cuantitativo del BCE.



"Esas políticas son clave para el funcionamiento de la política monetaria
del BCE y (...) para asegurar un crecimiento económico sostenible", afirmó Jazbec, quien señaló además que la política monetaria siempre funciona con desfase.

El mes pasado, el BCE dijo que había un riesgo cada vez mayor de que la inflación no alcance su objetivo de cerca de un 2 por ciento en 2017 y que estaba listo para modificar el tamaño, composición o duración del programa de alivio.

Desde que el BCE lanzó el programa de facilidades financieras en marzo, el enfoque de las reuniones ha girado en torno al discurso de Mario Draghi, la evaluación del Consejo sobre el programa, y el panorama económico para los próximos meses.

Dicho programa se encuentra en su etapa inicial, ya que el banco central ha dejado en claro que durará al menos hasta septiembre de 2016. Por lo tanto, no hay posibilidades de aplicar cambio alguno a la política actual. Se espera que el Consejo mantenga las tasas en los mínimos históricos, y que continúe con la compra de 60 mil millones de euros de bonos, principalmente bonos soberanos.